¿Es la pileta más futbolera de la historia? La hizo con la forma del escudo de Boca

0
155

Publicidad

El fanatismo por el fútbol no tiene límites. Y los hinchas son capaces de las demostraciones más simples hasta las más curiosas por el club de sus amores. Tal es el caso de Gabriel Lucero, quien diseñó en su casa quinta una pileta con la forma del escudo de Boca Juniors y se convirtió en tendencia en redes sociales. Desde tatuajes y camisetas hasta una piscina donde pasar los próximos días de calor en 2021 son algunas de las cosas que tienen en común Gabriel, de 45 años, y su hijo Agustín, de 20.

“La idea surgió más o menos hace tres años y hace dos la empecé a diseñar”, confiesa el creador de la pileta azul y amarilla. Gabriel reconoce que cuando le contó a su hijo, con quien comparte su amor por el club, que haría una pileta con la forma del escudo, no le creyó. Su intención era agregar a su quinta un lugar en donde compartir tardes al aire libre junto a su familia, en cercanías al quincho y la cancha de fútbol.

«Cuando supe que la idea de mi papá de hacer una pileta con la forma del escudo iba en serio, fue un orgullo enorme. Para nosotros Boca es lo más grande que hay y compartir esto entre padre e hijo, no tiene precio. «

Gabriel cuenta que tiene muchas cosas que colecciona vinculadas a Boca, desde más de 90 camisetas del Xeneize, hasta un tatuaje en su pecho que se lo hizo el día después de aquel partido histórico ante el Real Madrid en el año 2000, cuando el equipo argentino le ganó por 2 a 1 a los españoles por la copa Intercontinental.

Al consultar sobre las dimensiones de la pileta, Agustín no duda. “Como queríamos que fuese bien de Boca, las dimensiones son de 12 x 12 metros, claramente por el jugador número 12”, advierte, al referirse a la hinchada del club porteño. La piscina tiene 1,60 metros de altura y fue el mismo Gabriel el que se encargó no sólo del diseño, sino también de hacer las iniciales de la institución (CABJ) y cada una de las estrellas que reflejan los títulos que logró el club.

“Durante la construcción sucedió que tanto los albañiles como quien manejaba la máquina para excavar y hacer el pozo, eran de Boca. Me dijeron que nunca en su vida habían trabajado con tanta felicidad y alegría por ser los primeros en hacer una cosa así. Fue algo muy lindo, una locura porque si bien me decían que era trabajo, lo hicieron en todo momento con placer”, revela el dueño de la construcción que se volvió viral en redes sociales.

Si bien confiesa que no mantuvo contacto con dirigentes del club Xeneize, confirmó que varios jugadores y exjugadores, como Enrique Hrabina y Ariel Rosada se contactaron con él para visitar y conocer la pileta iluminada por los colores azul y amarillo.

Fuiente La Nacion

Publicidad