«Entramos al vestuario y Ribery me pegó una trompada en la cara»

0
100

El año pasado, el 2019, vio cómo dos de los más grandes referentes del fútbol mundial de los últimos diez años y emblemas del Bayern Múnich se retiraban en conjunto: Arjen Robben y Franck Ribéry se retiraban del poderoso club alemán. El francés sólo se despidió, ya que siguió en activo. Robben dijo adiós definitivamente, aunque ahora parece que regresa en Holanda.

Esta pareja para mucho fue sinónimo de amistad en el Bayern. Sin embargo, no siempre fue así. Entre ellos hubo una pelea fuerte en un partido clave. Fue en el primer duelo de semifinales de Champions 2011-12, en abril del 2012.

El Bayern se jugaba una parada brava frente al Madrid en su casa. Tras el primer tiempo, con el partido 1-0 arriba de los locales con gol de Ribery, este se peleó con Robben en el vestuario y le llegó a pegar, como se vio en una imagen del holandés post partido. Por ello, en su momento, se distanciaron: «Nos desvinculamos como amigos al cien por cien» aseguró Robben en 2019.

Por este altercado, el Bayern Múnich tomó cartas en el asunto y multó a Ribéry (una de tantas veces) con 50 mil euros, algo con sabor «a poco» según Robben y su entorno, que amenazó, por aquellos tiempos, con no renovar su contrato. Al final, todo quedó en el pasado, ya que ambos seguirían siete temporadas más. Pero los distancias se mantuvieron.

Fuente Bitbol

Publicidad