En medio de la cuarentena dijo el Pity: “Me encantaría volver a River dentro de poco”

0
131

El Pity Martínez se puso melancólico durante su cuarentena en Atlanta, acompañado por su madre, contó que los hinchas le mandan mensajes todos los días con el recuerdo del 3-1 a Boca en Madrid y reconoció su deseo de regresar aunque hoy sea imposible.

El Pity está «encerrado» con su esposa y su hija, pero además recibió a su madre mendocina.

«Ni a la peluquería puedo ir», se ríe Gonzalo Martínez desde su casa de Atlanta mientras trata de acomodarse el característico mechón de su pelo. El ex 10 de River, que escribió un capítulo eterno en la historia de River y del fútbol mundial el 9 de diciembre de 2018 en Madrid, está «encerrado con mi familia, haciendo caso a lo que nos dicen, y con mi vieja que justo vino de visita y tuvimos la mala suerte de que nos toque esto». Pero ni siquiera la situación extrema que se vive en Estados Unidos y el mundo entero por la pandemia del coronavirus puede cortar el vínculo del Pity con River.

Publicidad

«La gente me manda mensajes todos los días con imágenes del gol a Boca pese a que ya ha pasado bastante tiempo. Entonces a esa jugada la sigo viendo todo el tiempo», contó el zurdo en una nota con Perfil Bulos. También comentó que extraña a Enzo Pérez por la relación de amistad que entabló «con el negro» (ambos mendocinos) y bromeó con que le vino bien descansar de la exigencia diaria de Marcelo Gallardo, aunque aclaró que «tener un entrenador como él siempre es bueno».

¿Cómo pasa el tiempo en la cuarentena el Pity? Tomando mucho mate, mirando documentales, películas y series en Netflix… «De fútbol, poco y nada», acotó, aunque de inmediato recordó que estuvo mirando videos de goles de Lionel Messi, «que duran como una hora porque hizo un montón, ja»; y también imágenes «del Diego (Maradona) porque no lo vi jugar en su momento».

Pero la parte más destacada de la nota fue el final, cuando el Pity expresó su fuerte deseo de pegar la vuelta para ponerse de nuevo la camiseta de la Banda. «Es difícil poner una fecha porque en el fútbol nunca se sabe, pero si es por mí digo que no falta mucho. Me encantaría volver dentro de poco a River».

No, los hinchas de River no pueden ilusionarse con el regreso del 10 verdugo de Boca. Por varios y diferentes motivos: la situación económica del país, porque le quedan tres años más de contrato en el Atlanta United de la MLS de Estados Unidos y porque, con 26 años, aún tiene mercado para seguir su carrera en el exterior pese a que no contar con pasaporte comunitario le cierra varias puertas. Las ganas de volver a River del Pity no tienen ningún sustento real. Fue simplemente una expresión de deseo por la marca que dejó su paso por el club de Núñez.

Fuente Ole

Publicidad