En Holanda explicaron la falta de minutos de Pratto: «Es bueno, pero no hace goles»

0
154

El delantero no juega en Feyenoord hace cinco partidos y su futuro es una incógnita, sobre todo porque el préstamo se vence en junio y debe volver a River. «Llegó en contra de los scouts», ampliaron desde el Viejo Continente.

El delantero Lucas Pratto se fue a Feyenoord para tener continuidad en cancha de una manera más directa de lo que podía hacerlo en River. Es un préstamo corto que se termina a mitad de año, pero en Argentina su situación llama la atención. Es que el Oso no suma minutos hace cinco partidos y su futuro es una incógnita.

Publicidad

En ese sentido, parte de la prensa neerlandesa dio su punto de vista y aseguró que Pratto «es bueno, pero no hace goles» y que arribó al Viejo Continente «en contra de los scouts» de la institución. Lo cierto es que el jugador tiene un contrato muy alto como para que Feyenoord se haga cargo de la opción de compra y no lo utilice. Lo mismo corre para River, que en el peor de los casos va a agotar todas las instancias para abrirle las puertas a una futura negociación que hasta el propio protagonista tendría ganas de instalar.

«Es una sumatoria de varias cosas. Es un momento complejo para el club porque se quedó afuera de todas las competencias y la contratación de Pratto no está funcionando, sumado al tema económico que reportó una revista local muy prestigiosa. No es de la ligas más ricas de Europa y al club se le hace pesado tenerlo», contó la periodista chilena Cecilia Lagos, en diálogo con Sportia, desde Holanda.

Y agregó: «También se reveló que se trajo a Lucas en contra de los informes de los scouts del club. Ellos habían informado que es un excelente jugador, que se lleva bien los grupos, que no tiene problemas personales, pero que no hace goles. Y eso es lo que más necesitan. Acá, los técnicos no son los que tienen la última palabra, sino los directores deportivos».

A Pratto se le dio una notoriedad muy importante ni bien arribó a Holanda: tanto la Eredivisie como Feyenoord lo recibieron como «la gran figura sudamericana», algo que finalmente no sucedió en cancha. Sí se le dio la titularidad en los primeros dos partidos, pero no metió goles y empezó a perder minutos. «No le echan la culpa al jugador, sino a los factores que llevan a esta situación. Hasta se les pidió a los futbolistas otro ajuste salarial que no aceptaron. Su futuro dependerá del próximo presidente», concluyó.

Fuente TyC Sports

Publicidad