“En Boca, si no te bajan la persiana, no te tenés que ir”

0
23

PlaySantiago Villafañe: “En Boca, si no te bajan la persiana, no te tenés que ir”

Publicidad

Surgió de Boca y dejó el fútbol para acompañar a su familia: “Mi sueño es que mi hijo pueda tener una vida lo más normal posible”
A pesar de que pasaron 14 años de ese logro, Santiago todavía recuerda lo que fue participar de ese equipo que obtuvo el torneo de clubes más importante de Sudamérica junto a jugadores como Riquelme y Palermo.

“Tuve la suerte de debutar justo en un equipo que salió campeón de la Libertadores y tuvo un muy buen año. Fui un privilegiado, más no puedo decir. Con el paso de los años uno rescata mucho eso. Tener a dos jugadores como Riquelme y Palermo en un mismo plantel, sobre todo con la edad que yo tenía. Uno a veces no se da cuenta de esto si no cuando ya no está. Y eso fue lo que me pasó”, recuerda con un dejo de nostalgia Villafañe.

¿Cómo llegaste a Boca?

Llegué en el año 2003. Soy de Mar del Plata y vine con mi hermano mellizo Nicolás, que también es futbolista profesional. En la época de Griffa se hacían muchas pruebas y fuimos a una que nos invitaron de la Peña de Mar del Plata. Vinimos con 13 años y quedamos. Teníamos muy claro nuestro objetivo que era jugar al fútbol. Soy de la categoría 88, que en las divisiones menores tuvo mucha repercusión porque hubo muchos jugadores que llegaron no solo a debutar en la Primera de Boca sino que también en lo internacional hicieron una carrera muy buena, como Ever Banega, Nico Gaitán, Juan Forlín y Lucas Pratto.

Villafañe disputó 7 encuentros con la camiseta de Boca. En aquel momento el equipo tenía jugadores de mucha experiencia, y en su puesto de lateral derecho, el titular era un histórico e indiscutido como Hugo Ibarra. Esto hizo que no pudiera tener tanta continuidad. “Imagínate yo justo jugaba en la misma posición que el Negro Ibarra. Uno viendo el potencial que tenía y que con el paso de los años era indestructible, muchas chances no tenía. Pasaban los años y cada vez estaba mejor. Lo hablábamos con él y se reía. Tenía problemas en la rodilla pero entraba a la cancha y la rompía. No estoy descubriendo nada”, señala con una sonrisa Santiago.

Hablaste de Palermo, Riquelme, Ibarra ¿En ese momento tomaste dimensión de con quienes estabas compartiendo plantel?

Los tomás como compañeros, idolatrándolos por lo que representan pero en el plantel tratas de ser uno más y mostrar tu personalidad para estar en el mundo Boca, que la verdad que es muy difícil.

¿Te arrepentís de algo en tu carrera futbolística?

En mi caso, que pude estar en Boca Juniors, hoy creo que si no te bajan la persiana no te tenés que ir. De los clubes grandes, hasta que no te echen no tenés que irte.

TyC Sports

Publicidad