El astro del PSG tiene muy presente la última caída que padeció su equipo a manos de la selección que terminó saliendo campeona en la última Copa del Mundo

La estrella brasileña Neymar, no puede quitar de su mente la humillación que vivió el país a manos de Alemania en el partido de las semifinales de la Copa del Mundo del 2014, en el que su selección era la anfitriona.

“Me gustaría mucho jugar ese partido otra vez. Conmigo en el campo”, señaló el atacante tras recordar aquel 7-1 que sufrió la “Canarinha” en el Mineirão.

“Creo que el resultado hubiera sido otro”, aseguró en una entrevista con el portal alemán Spox. “Lamentablemente decidió el destino. Tengo que aceptarlo, aunque sigue siendo difícil”, consideró desde Sochi, lugar en el que la “Verdeamarelha” se prepara para hacer su debut.

La consumación de la debacle. Brasil 1 – Alemania 7 en la casa del “Scratch”
El ex jugador del Barcelona, que no pudo disputar aquel partido por sufrir la ruptura de una vértebra en el encuentro de cuartos de final ante Colombia, reconoció que, “fue una derrota enorme, para todo brasileño. También para mí, porque aunque no estaba en el campo fui parte del equipo”.

“Me sentí igual de quebrado que ellos y estaba consternado como cualquier otro. Las expectativas en nuestro país eran casi inhumanas y Alemania era un adversario excelente”, concluyó la actual estrella del PSG, quien aseguró que, “quizá nos encontramos otra vez con Alemania y en ese caso espero que haya una verdadera revancha”.