El «récord» implacable que posee el Monumental y ningun otro estadio argentino

0
200

El estadio de River cumple 82 años y ostenta un curioso historial que ningún equipo del fútbol argentino pudo igualar hasta ahora.

(Nicolás Aboaf)

El Monumental, el estadio con mayor capacidad del país (70.000 personas) y donde habitualmente juega la Selección Argentina, cumple este martes 82 años y tiene un tinte especial ya que cierto «récord» lo distingue del resto. Es que River nunca perdió una final de vuelta ni se les escapó una copa a la hora de hablar de una competencia a nivel local o internacional. Y no solo eso: en definiciones de ida y de vuelta, el Millonario solo perdió un partido, contra el Ferro de Griguol por 0-3 en el Nacional de 1984.

Publicidad

A CONTINUACIÓN, EL HISTORIAL DE RIVER EN FINALES COMO LOCAL

-Recopa Sudamericana 2019 contra Athletico Paranaense (3-0)

-Copa Libertadores 2018 contra Boca (3-1) en el Santiago Bernabéu (el partido se trasladó de Núñez a Madrid por orden de la Conmebol)

-Recopa Sudamericana 2016 contra Independiente Santa Fe (2-1)

-Copa Libertadores 2015 contra Tigres (3-0)

-Copa Sudamericana 2014 contra Atlético Nacional (2-0)

-Supercopa Sudamericana 1997 contra San Pablo (2-1)

-Copa libertadores 1996 contra América de Cali (2-0)

-Copa Interamericana 1987 contra Alajuelense (3-0)

-Copa Libertadores 1986 contra América de Cali (1-0)

Sin embargo, algunos estadistas le cuentan por perdida la Recopa Sudamericana 1998 contra Cruzeiro por 3-0 (5-0 en el global), pero en ese momento no se trató de una final de ida y vuelta sino de partidos correspondientes a la fase de grupos de la Mercosur 1999. El entonces entrenador Ramón Díaz se había enterado del trofeo en juego cuando su equipo ya estaba en Belo Horizonte, adonde no viajaron con sus principales figuras, entre ellos Pablo Aimar, Javier Saviola y Juan Pablo Ángel, ya que tres días más tarde comenzaba en Argentina el Torneo Apertura 1999 -lo terminaría ganando-, mientras que en el desquite, casi dos meses después, optó por una alineación alternativa para no descuidar el campeonato local.

Claro, de más está decir que la Selección se consagró campeón del Mundial de 1978 en el Antonio Vespucio Liberti tras la victoria contra Holanda por 3-1, gracias a los goles de Mario Kempes (2) y Daniel Bertoni.

Fuente TyC Sports

Publicidad