«Prefiero irme menos de vacaciones y que los chicos tengan juguetes en navidad que yo no tuve»

0
6943
El Pulga Rodríguez y los lazos con su pueblo: 'Es mi vida, el lugar donde voy a estar el día de mañana'

El delantero de Colón habló de sus raíces en Simoca, un pueblo a 60 kilómetros de Tucumán, y contó la ayuda social que impulsa allí: «Prefiero irme tres días menos de vacaciones y poner esa plata para que los chicos de Simoca tengan juguetes. Yo no tuve juguetes cuando fui chico».
El Pulga Rodríguez y los lazos con su pueblo: ‘Es mi vida, el lugar donde voy a estar el día de mañana’
Mientras se define si continúa en Colón o busca otros horizontes, Luis Rodríguez dio una entrevista al diario La Nación en la que habló de sus fuertes lazos con Simoca, su pueblo a 60 kilómetros de Tucumán, y relató cómo ayuda a los chicos que viven allí.

«Es mi vida, es el lugar donde voy a estar el día de mañana. En Simoca nací, me crié y es el lugar al que todo el tiempo trato de ayudar. Es muy lindo para descansar y para estar tranquilo, pero hoy está sufrido, bueno, como en la mayor parte del país. El tema de la droga creció. Antes no teníamos a los chicos en la esquina fumándose un porro o drogándose. Hoy la situación es más compleja y a mí me duele porque es el lugar donde yo crecí jugando a la pelota. Es la misma esquina. Y ahora yo me paro, los saludo, me acerco, intento hablarles, pero están en sus cosas», contó.

Después, advirtió: «Todos los años hago en Simoca los partidos a beneficio. ‘El Juego de las Estrellas’ lo llamamos, y este año será el 23 de diciembre. Recaudamos muchos juguetes y los distribuimos en Simoca, llega Navidad y todos los chiquitos merecen tener su regalo. Muchos papás no pueden, ya no pueden comprárselos, y los nenes tienen que tener su juguete. Para Reyes hacemos otra fiesta. También les damos algo de comer; llegué a pagar dos mil hamburguesas, pero a partir de 2017 los números empezaron a escaparse de mi presupuesto. Es que cada vez venía más gente y hacían falta más hamburguesas. Y yo no tengo una fundación. No, es con mi bolsillo, pero me hace feliz. Yo planifico mis vacaciones en función de estas actividades, por eso el 22 de diciembre tengo que estar de vuelta en Tucumán, eso no lo negocio».

«A mí me gusta lo que hago, mucha gente me ha dicho ‘perdés semanas organizando esto’. A mí me hace feliz. Si gasto, por decirte, 10 lucas, las gasto tranquilo. Prefiero irme tres días menos de vacaciones y poner esas 50 o 60 lucas para que los chicos de Simoca tengan juguetes. Yo no tuve juguetes cuando fui chico, y darles un juguete, una gaseosa y chocolates para que al menos ese día se vayan a su casa con una sonrisa, para mí no tiene precio. Yo ni saldría de vacaciones porque no me gusta, pero tengo familia, tengo chicos y ellos me hablan de la playa. A la edad de ellos yo ni sabía lo que era la arena, o sí, la arena era eso con lo que laburaba mi papá», recordó.

Fuente TyC Sports

Publicidad