El nuevo Kante: Camavinga, la promesa de Francia que escapó de la guerra del Congo

0
97

Nacido en un campo de refugiados en Angola, el jugador de 17 años es uno de los más jóvenes en debutar en la selección campeona del mundo. Su historia.

Eduardo Camavinga hizo historia en la selección de Francia y se convirtió con 17 años, 9 meses y 29 días en el futbolista más joven en debutar en el equipo mayor de los Bleus desde 1914.

El mediocampista nacido en Angola cumplió un sueño en iniciar su camino en el campeón del mundo, ingresó al campo de juego en París en el 4-2 de Francia sobre Croacia, en el duelo correspondiente a la Liga de las Naciones de la UEFA al reemplazar a N’Golo Kanté.

Solamente dos jugadores fueron más precoces que la promesa del Rennes: Julien Verbrugghe, internacional a los 16 años y 10 meses en 1906, y Maurice Gasgiger, que debutó con 17 años y 4 meses en 1914.

«En primer lugar, siento alegría y orgullo por mi familia y por todos los franceses. Es un poco loco, nunca había venido a Clairefontaine (sede de la selección francesa) salvo una vez con la Sub-21. Me han recibido bien, he estado cómodo y todo ha salido bien. Para volver tendré que rendir con mi club», dijo Camavinga una vez terminado el partido.

Camavinga, del campo de refugiados a Francia
La historia de esta promesa del fútbol, de 1.82 metros y 68 kilos, es conmovedora. Nació en 2002 en un campo de refugiados en Angola, África, debido a la huida de sus padres a la guerra en el Congo. La familia Camavinga debió sobrevivir y en 2003 pudieron llegar a Francia todos juntos (madre, padre y cinco hermanos).

Una vez instalados en la ciudad de Lille, los Camavinga debieron sortear otro duro momento: su casa se incendió y perdieron absolutamente todo, hasta sus ahorros. Había que volver a empezar en un nuevo país.

Camavinga, la promesa de Francia que escapó de la guerra del Congo
Nacido en un campo de refugiados en Angola, el jugador de 17 años es uno de los más jóvenes en debutar en la selección campeona del mundo. Su historia.

Eduardo Camavinga hizo historia en la selección de Francia y se convirtió con 17 años, 9 meses y 29 días en el futbolista más joven en debutar en el equipo mayor de los Bleus desde 1914.

El mediocampista nacido en Angola cumplió un sueño en iniciar su camino en el campeón del mundo, ingresó al campo de juego en París en el 4-2 de Francia sobre Croacia, en el duelo correspondiente a la Liga de las Naciones de la UEFA al reemplazar a N’Golo Kanté.

Solamente dos jugadores fueron más precoces que la promesa del Rennes: Julien Verbrugghe, internacional a los 16 años y 10 meses en 1906, y Maurice Gasgiger, que debutó con 17 años y 4 meses en 1914.

«En primer lugar, siento alegría y orgullo por mi familia y por todos los franceses. Es un poco loco, nunca había venido a Clairefontaine (sede de la selección francesa) salvo una vez con la Sub-21. Me han recibido bien, he estado cómodo y todo ha salido bien. Para volver tendré que rendir con mi club», dijo Camavinga una vez terminado el partido.

eduardo-camavinga-francia

Camavinga, del campo de refugiados a Francia
La historia de esta promesa del fútbol, de 1.82 metros y 68 kilos, es conmovedora. Nació en 2002 en un campo de refugiados en Angola, África, debido a la huida de sus padres a la guerra en el Congo. La familia Camavinga debió sobrevivir y en 2003 pudieron llegar a Francia todos juntos (madre, padre y cinco hermanos).

Una vez instalados en la ciudad de Lille, los Camavinga debieron sortear otro duro momento: su casa se incendió y perdieron absolutamente todo, hasta sus ahorros. Había que volver a empezar en un nuevo país.

Fuente 442

Publicidad