El nuevo DT del Barsa: El día que Koeman hinchó por Boca en un Súper clasico

0
128

El técnico holandés, nuevo técnico del Barcelona de Messi, estuvo en la Bombonera en el 2018 y confesó su amor xeneize nada menos que contra River. Mirá cómo fue su visita…

Ronald Koeman hoy está en el centro del fútbol mundial porque es el elegido para reconstruir al Barsa de sus cenizas. Por eso, en estas horas, los hinchas de Boca empezaron a recordar la visita que el técnico holandés hizo en el país, en septiembre del 2018, para observar un superclásico en la Bombonera. Esa tarde, no sólo se puso la azul y oro, sino que declaró su amor por el Xeneize. Y justo contra River.

“En lo personal, espero que Boca gane porque tiene más nombre y más historia. Tengo grandes recuerdos de Maradona, Riquelme y Tevez. Son grandes jugadores de la historia del fútbol”, aseguró Koeman en esa oportunidad, haciendo referencia a tres ídolos del club, pero sobre todas las cosas, dejando en claro de qué lado estaba. De hecho, hasta vio el partido en uno de los palcos con la azul y oro puesta.

Aquella tarde, River le ganó al equipo que dirigía Guillermo por 2 a 0 por la sexta fecha de la Superliga 18/19, pero Koeman no sólo puedo observar en vivo uno de los espectáculos deportivos que en Europa todo el mundo quiere vivir, sino que puedo sentir desde adentro el espíritu de la Bombonera. Y se quedó maravillado: «Es un estadio mítico, en Holanda tenemos la imagen de este campo como un ambiente fantástico. Y eso lo demuestra el fervor de los hinchas de Boca», contó.

Por entonces, Koeman ya era lo que fue hasta hoy: el técnico de la selección de Holanda. Y hasta se dio el lujo de recorrer el campo de juego del Templo, algo que también remarcó como un deseo cumplido. «Es un honor poder estar aquí pisando este césped», dijo, en una especie de tour que realizó por ese estadio que lo deslumbró tal como él había soñado.

En estas horas, encarará el renacimiento del Barcelona, donde jugó cinco temporadas. Y desde este lado del mundo, seguramente, tendrá hinchada propia. La que se ganó aquella tarde del 23 de septiembre, nada menos que en un Boca y River.

Fuente TyC sports

Publicidad