El dia que Maradona rogo y lloro por jugar en los Cebollitas con un yeso e hizo 5 goles

0
130

Maradona hizo 5 goles con un yeso en el brazo
El 21 de octubre de 1960 nació en Villa Fiorito (Buenos Aires) Goyo Carrizo. A los nueve días, justamente en el mismo sitio, nació Diego Maradona. Siete años después, el fútbol los encontró en una misma cancha y se hicieron amigos para toda la vida.

Diego y Goyo formaron la delantera de los “Cebollitas” y después comenzaron sus carreras en las reservas de Argentinos Juniors y fue aquí donde sucedió la historia que el mismo Carrizo contó a un reconocido medio argentino hace unos 9 años.

…Nos sentábamos en la mesa para comer y Doña Tota (madre de Maradona) se acercó y le dijo: “Pelusa, ve a comprar una botella de soda”

Fuimos corriendo y al regreso, doblando una esquina, Diego cae y se le revienta la botella en la mano y el codo. Le ayudé a levantarse y vi que tenía mucha sangre. Al llegar a casa, Doña Tota se asustó mucho y le llevó a una salita. Le pusieron unos diez puntos de sutura y un yeso que le cubría el antebrazo.

Al día siguiente teníamos que ir a jugar una final contra Banfield, en cancha de Argentinos Juniors, y él iba diciendo que quería jugar por encima de todo. Yo le decía: “Pelu, no vas a poder jugar”.

Nosotros le teníamos miedo al técnico, Francisco Cornejo. Llegamos al vestuario, siempre nos llamaba con una seña y un ruido que hacía con los labios. ¡Eso era terrible para nosotros!

Al ver a Diego, Cornejo le preguntó qué le había pasado y Maradona le contó lo sucedido con la botella rota. “Bueno, vas a quedar un mes parado sin jugar” le contestó el entrenador.

Diego bajó la cabeza y empezó a llorar como un bebé. “Goyo, dile que quiero jugar” me decía gimiendo. Lloraba tanto que decidí hablar con el profe y en ese momento, lo llamó aparte.

“¿Cómo vas a jugar con ese yeso?” le preguntó Cornejo, Diego le dijo llorando y con rabia “Sí, sí… Va, déjame jugar que yo no voy a correr, solo quiero festejar el título que vamos a ganar”.

Ante la insistencia lo dejó jugar. Entró al campo con un pañuelo en el cuello que le inmovilizaba el brazo, con el yeso. Ganamos 7 a 0 y Maradona hizo 5 goles.

Fuente Un blog de futbol

Publicidad