El cuento del tio:La historia cuando Bati firmo un autógrafo y quisieron estafarlo con $320.000

0
8322

Estafa con un pagaré: Batistuta firmó un autógrafo y quisieron sacarle $320.000
El ex delantero escribió “Bati” en un papel en blanco que le dio un presunto fan. Pero luego esa firma apareció en un documento. Procesaron a un jubilado y su ex abogada, que se acusan mutuamente.

Denise Dumas se quebró por una emotiva anécdota de Pampita y se tuvo que ir del
Todo empezó casi como una típica movida de un fan. Ese que le pide un autógrafo a su ídolo. En este caso era el ex futbolista Gabriel Omar Batistuta (43), máximo goleador histórico del seleccionado nacional.

Pero el autógrafo terminó convertido en un intento de estafa: esa firma fue a parar a un pagaré que pretendían ahora cobrarle al jugador. Y la cifra era bastante abultada. Nada menos que $320.000.

Lógicamente, el ex jugador de River Plate, Boca Juniors y Fiorentina de Italia hizo la denuncia y, después de un año de conflicto, la Cámara del Crimen confirmó el procesamiento de un hombre y una abogada acusados de haber pedido el autógrafo para supuestamente usarlo luego en el falso pagaré, que quisieron ejecutarle a “Batigol”.

La historia comenzó a principios de año, cuando Batistuta estampó su firma en un papel en blanco, supuestamente requerida por un fanático. El hoy manager de Colón de Santa Fe –ahora de vacaciones en el exterior– ni registró el momento, debido a que esos pedidos son cotidianos.

Batistuta tiene dos firmas: una comercial y otra “popular” que dice simplemente “Bati” . Esta última es la que puso en la parte de abajo del papel en blanco. Pero alguien se encargó de colocarla arriba de esa hoja y con una máquina la convirtió en un pagaré a favor de un hombre llamado Eduardo Roberto Sanz, el cual debía abonar el ex futbolista.

Fue entonces cuando comenzó un juicio ejecutivo. Pero Batistuta interpuso una denuncia penal porque no era esa su firma comercial. El delito era por “abuso de firma en blanco”, una de las formas de la estafa, contaron fuentes a Clarín .Resultado de imagen para batistuta triste

Fue así que, una vez hecha la denuncia, la Justicia libró un oficio a la AFIP para saber si el hombre en cuestión era solvente para prestar semejante cantidad de plata. Y allí resultó que el supuesto prestamista, Sanz, era un jubilado sin poder económico suficiente . Un hombre que por su nivel de vida no podría tener jamás esa suma de dinero.

Sanz fue llamado a indagatoria, pero lejos de echar luz al caso, la confusión aumentó. El hombre aseguró que no conocía a Batistuta y que jamás le había pedido un autógrafo. Aunque sí reconoció que le había firmado un poder a su abogada, Mabel Lamelas, para ciertos trámites, pero nunca para ejecutar un pagaré.

Fue el turno entonces para la Justicia de escuchar a la abogada. La profesional insistió en que su cliente era quien le había dado el pagaré para ejecutar.

Así siguieron los intercambios de acusaciones .

En el medio, Batistuta incluso sufrió una inhibición del Registro de la Propiedad del Automotor: no podía comprar ni vender autos .

“Recién cuando se comprobó que no era la firma comercial de Batistuta se levantó la inhibición. De hecho, al demostrarlo, se terminó la acción civil, y ya Gabriel está exento de todo.

Se comprobó realmente que lo quisieron estafar. Una movida muy osada tratándose de una persona tan popular”, le contó a Clarín el abogado del ex jugador, Andrés Gil Domínguez.

Pese a que Batistuta tiene domicilio en Santa Fe, la demanda había sido presentada en Capital Federal. La Justicia de primera instancia procesó a la abogada y su cliente (que ya dejó la relación profesional con Lamelas). Y ayer la Cámara del Crimen confirmó el procesamiento de ambos “por estafa procesal, en grado de tentativa, en concurso ideal con el uso de documento privado falso”.

Fuente Clarin