El consuelo de Almeyda tras el descenso: «Nos hundieron mal pero sirvió para construir el mejor River de la historia»

0
43

El Pelado no dudó al asegurar que la discusión entre Passarella y Grondona fue determinante, recordó al árbitro hincha de Boca que lo expulsó y expresó su orgullo por el presente del Millonario.

Publicidad

Matías Almeyda es un símbolo de River y de lo que significaban sus ricas divisiones inferiores en la década del ’90 pero la prueba de fuego y el paso a la eternidad lo dio cuando se hizo cargo del equipo en el peor momento de la historia del club después del descenso y pese al consejo de Daniel Passarella, entonces presidente, de no hacerlo.

«Nadie quería dirigir a River en la B, porque aparte era exponerse a seguir al lado de Passarella. En ese momento fue una tristeza muy grande y al otro día yo lo llamé y le dije ‘Daniel, quiero ser el entrenador’. Me dijo ‘vos estás loco, no tenés idea el año que te espera, si te va mal no dirigís nunca más'», le dijo Passarella pero la respuesta de Almeyda fue contundente: ‘No me importa, porque yo quiero dirigir a River nada más’.

En una imperdible entrevista con Líbero, por TyC Sports, el Pelado repasó su carrera y su vida y una de las partes más interesantes fue cuando se refirió al descenso de River: «Fue el amor a esa institución, la pasión, la bronca porque yo sé por qué nos fuimos a la B… Nos hundieron mal pero sirvió mirá el presente que tiene River hoy».

«Hoy escucho a muchos ex jugadores declarar en contra de Grondona porque hoy Don Julio no está más pero el que se lo dijo en la cara fue Passarella, en su momento se lo habrá dicho Diego, creo que Ruggeri también. Fueron pocos los que le dijeron las cosas en la cara», recordó la incidencia negativa que tuvo la pelea entre Passarella y Grondona después del Superclásico.

«Fuimos a jugar River-Boca, iba a dirigir Baldassi y esa noche lo tuvieron que operar. Y dirigió el chico Loustau, que es hincha de Boca. No es una acusación, son casualidades. Ese día si estaba el VAR no sé cuántos penales nos tenían que cobrar», expresó Almeyda sobre aquel partido que ganó Boca 2-0 y él se fue expulsado tras una discusión con Clemente Rodríguez, situación que antecedió a su recordado gesto desafiante a La 12 besándose la camiseta de River de cara a la segunda bandeja de la Bombonera.

Más allá de tanto dolor y sufrimiento, el hoy DT del San Jose Earthquakes de la MLS considera que River necesitaba pasar por todo eso para estar hoy donde está: «Se tenía que vivir tanto dolor para que después vinieran las alegrías de estos años. Creo que volvió mejor que antes, porque el River de ahora es el mejor de la historia. Han construido el estadio, ganaron títulos, venden jugadores, han comprado jugadores por fortunas. En aquel momento no podían contratar ni un jugador. Este era el River que pretendimos toda la vida».

Almeyda ha dicho más de una vez que no volverá a dirigir a River pero está más que claro que con lo que ya hizo tiene un lugar en la historia grande del club y en el corazón del hincha. Y por supuesto, siempre tendrá las puertas abiertas en el futuro.

442

Publicidad