El aliado menos pensado: Alfaro respaldó a Tevez en su cruce con Bermúdez

0
103

El exentrenador del Xeneize dijo que «no se lo puede llamar exjugador» y pidió respeto para el Apache ante los dichos del Patrón.

Gustavo Alfaro, quien fue director técnico de Boca Juniors hasta diciembre de 2019, consideró hoy que Carlos Tevez «se ganó el derecho» a que le renueven su contrato y que «no se lo puede llamar exjugador», en alusión al conflicto que mantiene el ídolo con el club por la extensión de su vínculo y a la frase polémica que lanzó el colombiano Jorge Bermúdez, integrante de la secretaría técnica de fútbol profesional.

«Lo dije en su momento, Carlos se ganó el derecho a que le renueven su contrato, creo que este tipo de jugadores se definen por sí mismos y hay ciertas declaraciones que sorprenden, no se lo puede llamar exjugador. A las trayectorias hay que respetarlas, no quiero decir que debe ser titular indiscutido, pero merece respeto«, resaltó Alfaro, en diálogo con Radio del Plata.

Alfaro, de 57 años, condujo a Boca durante todo 2019 y transitó una relación tensa con Tevez, pero igual salió a defenderlo ante las frases proferidas por el Patrón Bermúdez y por otro exjugador Xeneize, Raúl Alfredo Cascini, también integrante de la secretaría técnica de fútbol.

«Tevez no juega por la plata, lo hace por la gloria. El es un obsesionado en el buen sentido de la palabra y quiere ganar todo. Cada vez que le toca jugar no le da lo mismo, eso es muy bueno porque se mantiene más allá de todo lo que logró», enfatizó Lechuga Alfaro, en alusión a los pergaminos del Apache, quien fue campeón en Corinthians de Brasil, Manchester United y Manchester City de Inglaterra, y la Juventus de Italia, además de haber conquistado 10 títulos con la camiseta de Boca.

Alfaro tuvo una relación con altos y bajos con Tevez, ya que cuando asumió la conducción de Boca dijo que era su bandera y luego alternó entre la titularidad y el banco de suplentes, lo que generó el fastidio del ídolo Xeneize.

«Dijo que era su bandera y sin embargo me puso dos partidos y después me mandó al banco. la única cara larga que le puse fue cuando contra River me dejó como suplente porque me enteré en el vestuario que no iba a jugar», dijo en su oportunidad el Apache, en relación al superclásico jugado en el «Monumental» que finalizó igualado cero a cero el año pasado.

Luego de esas declaraciones, Alfaro reconoció estar sorprendido pero ahora salió a respaldarlo ante el destrato al que fue sometido por Bermúdez y Cascini, los laderos de Juan Román Riquelme en su nueva función de vicepresidente segundo de Boca y responsable del área fútbol.

Alfaro dirigió a Boca en 50 partidos oficiales, de los cuales ganó 27, empato 16 y perdió 7, y se marchó con un título, el de la Supercopa Argentina que conquistó en Mendoza ante Rosario Central en definición penales luego de igualar 0 a 0.

Fuente TyC Sports

Publicidad