Desde Italia compararon: “Higuaín podría seguir los pasos de Batistuta”

0
389

Gianluca Petrachi fue presentado como nuevo Director Deportivo de la Roma y se animó a tirarle flores al Pipita, hasta soñar a que deje “una marca indelble” como la de Bati. Dzeko dejaría a la Loba y Gonzalo es una opción. Otra es Icardi.

El lunes 29 de mayo del 2000, Gabriel Omar Batistuta puso su firma en papel que lo catapultaría a la historia de Roma. Ese día, luego de entrenarse con la Selección que dirigía Marcelo Bielsa, tuvo una cena en Recoleta junto a Franco Baldini, quien viajó desde Italia directamente para juntarse con el goleador y su representante, Settimio Aloisio. Allí sellaron un vínculo impensado para esos días: la Loba pagó 33 millones de dólares a la Fiorentina para quedarse con Bati.

“Tomé esta decisión porque es el club que me daba las condiciones ideales a corto plazo. Tendrá posibilidades de pelear el Scudetto. El presidente (Francesco) Sensi pagó una plata que no es normal para un jugador de 31 años. Apostar por mí no era fácil y espero responderle con goles”, dijo Batistuta aquella vez, en una conferencia especial que se armó en Buenos Aires, luego de tener otra en la que solo habló de la Selección. Cosas por separadas. Y respeto por ambas.

Vaya si Gabriel respondió. Gritó 33 goles en 87 encuentros, algunos inolvidables como en clásicos frente a Lazio, bombazos a la Juventus y el que decretó el título de Serie A frente al Parma. Porque logró su deseo: fue campeón del torneo italiano 2000/01 junto a leyendas como Francesco Totti y Vincenzo Montella (quien no le dio la 9, por lo que el argentino vistió la 18, 20 y 33). En esa corona aportó 20 tantos. Fue el último Scudetto de Roma hasta la fecha. Bati también ganó la Supercopa Italiana en 2001, venciendo nada menos que a la Fiorentina.

¿A qué lleva toda esta intro, tan extensa pero necesaria? A que la Roma hoy busca un 9 y suena otro goleador argentino. Como Edin Dzeko dejaría el club (iría al Inter), el conjunto de la capital busca refundarse a puro grito. Gianluca Petrachi fue presentado como el nuevo Director Deportivo de la Loba y en la conferencia le preguntaron por Gonzalo Higuaín, una opción que suena fuerte por dos motivos: en la Juventus le buscan destino y ya hubo negociaciones entre los clubes por otros jugadores.

“Creo que los que discuten a Higuaín están locos. Quizás es un jugador que ha perdido un poco de confianza, pero no me corresponde juzgarlo. Ciertamente podría ser útil para Roma si Dzeko se va. La motivación cuenta y mucho. En caso de que algo se abra con la Juve, el mismo Higuaín debe ser el primero en creerlo”, soltó Petrachi. Y fue más allá: “Aquí podría seguir los pasos de su compatriota Batistuta, quien dejó una marca indeleble”. Pavada de comparación.

Higuaín pertenece a la Juventus, quien pagó 90 millones de euros cuando se lo compró al Napoli. Luego lo prestó al Milan y al Chelsea. Los de Londres ya avisaron que no harán uso de la opción de compra, por lo que debe volver a Turín. Pero en la Vecchia Signora apostarán por Ronaldo, Bernardeschi, Mandžukić, Dybala… Están abiertos a negociar, sobre todo porque quieren a jugadores de Roma, como es la joya Zaniolo.

“Es un gran delantero y es respetado en todo el mundo, pero realmente no lo es en Argentina, donde la gente lo recuerda más por sus pocas fallas que por los cientos de goles marcados”, dijo alguna Batistuta sobre Higuaín. Ya tiene el visto bueno.

Roma vive un momento complicado. Tuvo una temporada para el olvido, lejos en Serie A (sexto) y sin lograr el pasaje a la Champions. Sí se metió en Europa League, pero también falló en Copa Italia, sufriendo un lapidario 7-1 vs. Fiorentina -justamente-. Hubo cambió de técnico (se fue Di Francesco, asumió Ranieri hasta fin de torneo y ahora sumó a Fonseca, ex Shakhtar Donetsk). Emigraron Manolas (al Napoli) y Luca Pellegrini (a la Juve), entre otros. Sumó a Spinazzola (de la Juve) y Diawara (volante que viene del Napoli). En el medio, el doble golpe al corazón: no renovaron a De Rossi y Totti dejó su cargo, enemistado con los dirigentes. “Tengo ambiciones, pero aquí es necesario restaurar los cimientos. Hoy, en Roma, es año cero”, agregó Petrachi.

También habló de otro 9 argentino, Mauro Icardi: “Es un gran delantero, es fuerte. Tiene sus problemas con el Inter, pero no respondo a situaciones tan explícitas del mercado”. Parece una opción más alejada. Los cañones apuntan a Pipita, un jugador que busca reconquistar Italia. Como lo hizo uno nacido en Reconquista.

Fuente Ole