Crespo muy picante: “En la cancha de Boca siempre hay algo de ayuda para el local”

0
188

Mediante una conferencia de prensa, el director técnico de Banfield arremetió contra el arbitraje que impartió justicia en el cotejo entre el Xeneize y el Taladro.

En la jornada de ayer, Banfield sufrió una dura derrota en La Bombonera. El equipo que dirige tácticamente Hernán Crespo cayó por 2 a 0 ante Boca Juniors en un partido muy polémico, ya que el conjunto local abrió el marcador gracias a un gol de Ramón Ábila cuando el delantero estaba en posición adelantada. Con el resultado a su favor, los pupilos de Gustavo Alfaro se acomodaron en el campo y gozaron de más chances de incrementar la diferencia en el marcador, algo que ocurrió minutos después mediante una buena jugada que protagonizó Cristian Pavón.

A raíz de ello, el entrenador del Taladro dialogó con los medios y apuntó contra el arbitraje que impartió justicia en el Estadio Alberto J. Armando. “¿De que sirve que el árbitro se disculpe por convalidar un gol ilícito, lo mismo que el juez de línea Ezequiel Brailovsky, si el error ya lo cometieron?”, ironizó Crespo mediante una conferencia de prensa.

“Si me pidieron disculpas cuando les pedí explicaciones es porque reconocieron su error y lo bueno es que no lo hubiesen cometido, porque con eso cambiaron todo el desarrollo del partido, perjudicando a mi equipo, que hasta ese momento era protagonista en la Bombonera”, agregó el director técnico de 43 años.

En tanto, Hernán argumentó sus dichos: “De corazón, no quiero pensar en la mala fe. Se equivocó gravemente, pero se equivocó. No puedo pensar en que lo van a hacer a propósito. No lo debo pensar y no creo que exista. No puedo pensar en la mala fe, si no tengo que dedicarme a otra cosa. Pero no se puede fallar en una acción ilícita tan clara, que facilitó la posterior tranquilidad del rival para jugar y desconcentró a mis jugadores. No podés no pensar que el árbitro condicionó el proseguir del partido”.

Para finalizar, el exdelantero confesó que predijo que pasaría algo como lo que sucedió: “Mi equipo no jugó bien y la victoria de Boca fue justa. Pero se sabía que este tipo de fallos en jugadas polémicas iban a suceder porque para jugar en la Bombonera siempre hay algo de ayuda para el local y el adversario debe dar más del ciento por ciento para superarlo. Quizá nos faltó un poco más en el último pase y tuvimos menos combinaciones de lo normal. Es difícil jugar contra Zárate, Wanchope, Pavón”.

Fuente El Intransigente