“Cascini, Bermúdez y Delgado deberían ser despedidos”

0
125

Carlos Aguas, ex secretario general en la gestión Angelici, le pegó duro a los hombres del Consejo de Román y le pidió medidas al presidente de Boca. “Nos acusaron de robar 85 palos. Es una barbaridad. Deberían leer los libros contables, aunque no sé si están capacitados”.

La guerra está declarada. La grita, más profunda que nunca. Después de la fuerte denuncia que hizo el Consejo de Fútbol del club sobre el gobierno anterior, la respuesta de parte de la gestión Angelici no tardó en llegar. Francisco Quintana fue el primer en contestar ante la consulta de Olé. Y ahora, el que salió a replicar las acusaciones fue Carlos Aguas, ex secretario general de Boca. «Nos acusaron de robar 85 millones de dólares. Es un verdadero disparate decir eso sin documentación. La Comisión Directiva debería pedirles la renuncia del Consejo o despedirlos», explotó.

Dijo Bermúdez y estalló la política del club: «Nos decían que íbamos a recibir un club que había vendido por 90 millones y había cinco. Nos falta la plata de cinco jugadores». Por eso, enseguida, hubo fuego cruzado. «Más allá del respeto que les tengo como jugadores, los tres (Cascini, Bermúdez y Delgado) hablaron sentados en el gimnasio del predio de Ezeiza donde está parte de la plata que dicen que no está. Ellos son empleados del club, tienen un suelo, no pueden salir a decir eso sin el respaldo de la auditoría o de la documentación. Deberían leer los libros… No los de la escuela, sino los de contabilidad. Aunque no sé si están capacitados para hacerlo», contraatacó Aguas en TyC.

«Lo que no entiendo es por qué no sale un dirigente a hablar y no un empleador del club. Una situación de semejante calibre la tiene que decir un directivo. Cascini dijo algo muy grave: ‘Nosotros tendríamos que haber cobrado…’. Cuando habla de nosotros, no sé si la plata es para él o para el club. Es la institución la que tiene que cobrar en todo caso», agregó el ex secretario de la presidencia de Angelici.

«Cuando termine la auditoría, nos van a terminar aplaudiendo de pie por la gestión económica y financiera».

En ese sentido, Aguas también buscó corregir la cifra de caja que heredó la actual gestión: «Cuando ellos asumieron, no había cinco millones sino ocho millones y medio, porque enseguida cobraron lo de Barrios. El dinero está en el club, está todo registrado. Boca es sumamente ordenado. Perdimos la elección y estábamos callados, pero no podemos admitir semejante barbaridad. Deberían pedirles la renuncia o despedirlos, es lo que nosotros hubiéramos hecho si un empleado del club dice semejante barbaridad», insistió.

Aguas dijo que, por ahora, el gobierno anterior no va a tomar ninguna medida: «Hablé con Angelici y nuestra posición es que, si tienen dudas, vayan a la Justicia. Es un chiste que nos digan que nos quedamos por 85 palos, pero a su vez es una denuncia grave. Cuando termine la auditoría, nos van a terminar aplaudiendo de pie por la gestión económica y financiera. Es una falta de respeto y un desatino que tres empleados del club salgan a decir así que nos quedamos con ese dinero».

Fuente Ole

Publicidad