Capaldo, de viajar 600 kilómetros para ver a Boca a ser una fija para Russo

0
118

Actualmente convertido en uno de los ejes del Xeneize, el mediocampista recordó los viajes relámpagos que hacía con su padre cuando era chico para ir a La Bombonera.

En un plantel de Boca repleto de nombres rutilantes y jugadores de alto perfil, el mediocampista Nicolás Capaldo se ganó su lugar a fuerza de trabajo y sacrificio dentro del campo de juego. Hoy, convertido en una fija en el equipo de Miguel Ángel Russo, el pampeano recordó sus inicios y los viajes que hacía con su padre para ir a La Bombonera.

Publicidad

«Algún que otro fin de semana mi viejo me decía que tenía entradas y nos pegábamos un viaje relámpago para venir a la cancha», contó el oriundo de Santa Rosa en exclusiva con TyC Sports. Así, junto a su padre, recorría los 600 kilómetros que separan la capital de La Pampa con Buenos Aires para ver al club de sus amores.

A pesar de ser hincha del Xeneize, sus inicios futbolísticos los tuvo en Deportivo Mac Allister, equipo del recordado defensor de Boca Carlos Mac Allister. Allí, a los 14 años debutó en la Primera del equipo y jugaba contra rivales mucho mayores que él: «Era chiquito, flaquito, sin contextura física. Era complicado jugar con tipos con mañas como codazos y patadas. Uno se tiene que acostumbrar y bucsar una forma para salir adelante».

Así, su sacrificio y despliegue le valieron la oportunidad de ir a Boca, pese a que también estaba Argentinos Juniors en el horizonte: «Cuando me dijeron que estaba la posibilidad de venir le dije a mi viejo que quería venir porque soy hincha, porque veníamos juntos a ver los partidos y ni lo dudamos».

Hoy, Capaldo parece ser una fija en el mediocampo copero de Miguel Ángel Russo, a pesar de que recién lleva 12 partidos disputados en la Copa Libertadores. Su primera serie fue en julio de 2019, ante Athletico Paranaense, con el detalle de que concentró nada más y nada menos que con Carlos Tevez. «Justo Wanchope (Ramón Ábila) no viajó y concentré con él. Le pregunté de todo: Inglaterra, Italia, de todo… Lo tuve en un interrogatorio», recordó entre risas.

La carrera de Capaldo en Boca recién comienza y hasta ahora lleva 36 partidos jugados, 25 de ellos como titular, y un título, la Superliga 2019/20. Su crecimiento es evidente y ocupa un lugar preponderante en la consideración de Russo, que además parece decidido en darle un mayor lugar a los jugadores jóvenes, con varios juveniles dentro de su convocatoria en los últimos encuentros. Mientras tanto, Capaldo disfruta de estar en el club de sus amores y demuestra día a día que está a la altura de la camiseta que representa.

Fuente TyC Sports

Publicidad