Caniggia: “Es más doloroso descender que perder la final de Madrid”

0
617

Caniggia le puso condimento a la previa del Súper de Libertadores del próximo martes. Y recordó: “Cuando le hice tres goles a River, dos jugadores me pidieron que bajara el ritmo”. Ya se juega.

Cena de la Fundación Boca Juniors.

Publicidad

A pesar de haber vestido las dos camisetas, y de haber reconocido que no existe ni una diferencia en cuanto a repercusión y presión al ser futbolista de Boca o de River, Claudio Paul Caniggia sí tomó una postura ante la pregunta que es moneda corriente después del 9 de diciembre del año pasado, a días del superclásico copero. “¿Qué es peor, irse al descenso o perder la final de la Libertadores contra tu clásico rival?” El Pájaro no dudó…
s
“Las dos cosas duelen y sé que perder la final de la Copa es durísimo, pero llegaste, aunque ni siquiera sirva como excusa. Creo que es más doloroso irse a la B”, reflexionó Cani en un mano a mano con Líbero, después de explicar que ambas situaciones son complicadas. Aunque las comprende por haber vestido las dos camisetas.

Sin embargo, si de superclásicos pasados se trata, Caniggia recordó una particular anécdota después de un Boca-River en La Bombonera en 1996. El equipo de Ramón Díaz venía de ganar la Libertadores y muchos decían que llegaba relajado, pero al Boca de Carlos Bilardo le importó poco y nada y lo ganó 4-1, con tres goles del Cani: “¿Quién puede relajarse en un clásico? No existe eso. Aunque es cierto que había jugadores de River que los conocía de la Selección y me pedían por favor que bajáramos el ritmo porque en la semana los iban a matar. Podría haber hecho algún gol más, je”.

Caniggia analizó cómo ve la serie entre River y Boca, al que ve afianzado, pero reconoció que no tiene un candidato: “Es un superclásico, no hay favoritos a pesar del año pasado. Mis recuerdos son espectaculares, tanto para River como para Boca. Me puedo dar el lujo de decir que jugué en los dos. El gol de visitante es muy importante y el partido de ida será fundamental, pero a Boca no le da garantías porque River juega bien y trata de abrir el partido en todos lados. Creo que Boca está mejor armado ahora que antes”.

“Lo que está pasando con el Boca de Alfaro pasa también con el Atlético de Simeone, ¿no? Dicen que no es vistoso, se mete atrás, no deja espacios a nadie y después sale a contragolpear, pero obtuvo resultados históricos. Cada uno tiene su estrategia y, aunque guste un juego más que el otro, no garantiza nada para el resultado. Va puntero y está en semifinales, así que hay un gran mérito”, comparó sobre las propuestas de Lechuga y el Cholo.

La referencia de Caniggia a la hora de pensar en un extremo de primer nivel son infinitas, incluso cada vez que hay una aparición argentina de esa característica se lo tilda como “el nuevo Cani”. Para él, hay uno en particular a nivel mundial que se destaca: “Mbappé es uno de los que más me gusta, es muy bueno. Dembelé no porque se pierde, es distraído, no hace bien las diagonales, no lee bien el partido. Podés ser muy bueno pero si no sabés leer el momento justo para hacer las cosas… Yo estaba bien concentrado en el partido”.

“Yo podría haber dado más, siempre lo pienso, pero no me puedo lamentar. Ronaldo y Messi están todo el día pensando en el fútbol, sólo para eso, y los resultados se ven. Si hubiera jugado en el fútbol de hoy, sacaría más ventaja sin dudas. Antes nos mataban a patadas, en cambio ahora apenas un tipo agarra de la camiseta ya sacan amarilla”, reflexionó.

Por último, y como Cani ya le había explicado a Olé, valoró su vínculo con Diego y confirmó que hará lo posible para estar el sábado en el Bosque contra River: “Siempre me emociona ver a Maradona. Diego es mi gran amigo, lo quiero como un hermano. Parecen frases hechas pero es así. Cuidémoslo. Para mí fue el mejor jugador de la historia sin dudas, pero más allá de eso nos ha dado tanto…”.

“Seguramente vaya a verlo el sábado. Quiero que gane Gimnasia, por mi amigo. Quiero que le vaya bien. Está teniendo un poquito de mala suerte, porque el penal del otro día no era. El penal que cobra el árbitro es una vergüenza. Pero recién van dos partidos, es lógico, llegó hace dos semanas. Contra Racing debió haber sido un empate”, terminó Cani. ¿Lo veremos el sábado en el Bosque?

Fuente Ole