Biglia sobre su salida de la Selección Argentina: «Empezas a tomarte todo como un fracaso»

0
124

El mediocampista del Milan repasó su salida del conjunto nacional, que se dio después del Mundial de 2018.

Biglia sobre su salida de la Selección Argentina:

Desde la Sub 17 hasta la Mayor. Lucas Biglia vivió a la Selección Argentina desde un Sudamericano con diciesiete años hasta jugar con 32 años en una Copa del Mundo. El mediocampista vivió absolutamente todo a nivel internacional y se hizo fuerte a partir de las Eliminatorias rumbo a Brasil 2014, desde allí no salió más hasta su renuncia después de perder contra Francia en Rusia 2018.

El hoy jugador del Milan fue uno de los titulares durante el subcampeonato mundial de 2014 y los dos posteriores en la Copa América de Chile 2015 y la de Estados Unidos 2016. Después de tantas críticas por las finales perdidas, Biglia decidió dar un paso al costado tras el ciclo de la última Copa del Mundo. Allí llegó con lo justo desde su estado físico, donde tuvo un conflicto con el equipo italiano, y jugó apenas un partido.

Este miércoles, en una entrevista con Cómo Te Va, repasó los motivos que decantaron en su renuncia a la Selección Argentina: «Renuncié a la Selección por un combo de todo, son muchas cosas que se van sumando para tomar una decisión final. Primero y principal, por lo emocional. Di todo, peleé hasta lo último siempre y no me llevé nada. Empezás a tomarte como que todo es un fracaso».

Lucas Biglia en @Comotevaok “El gran error fue pensar que había que volver a trabajar para tener revancha. Estuvimos 4 años buscándola y siempre nos fuimos con las manos vacías. Esa declaración te lleva a perder el objetivo. Si te esmeras, las cosas llegan solas”.

Además, agregó: «Llegué al punto de decir basta de este castigo, ¿por qué sufrir así? Sabía que le estaba dando de más a gente que no se lo merecía y que no lo estaba valorando. La gota que rebalsó el vaso fue la frustración de haber dado todo y no habernos podido llevar nada«. Igualmente, reconoció su orgullo tardío por la final del 2014, donde la Argentina llegó a una final del mundo después de 24 años.

«Volví a ver la final y me dieron ganas de buscar la medalla que desde hace seis años no sabía donde estaba. Me quedé mirando hasta lo último porque quería acordarme que había pasado después del partido. Fue muy fuerte verme subir a ponérmela en un Mundial. Dentro mío pienso que a nivel profesional me llevé un segundo puesto, pero a nivel personal o humano, me gané un premio de la hostia. No se si se en este deporte se le da ese valor», finalizó.

Fuente Bolavip

Publicidad