Barovero recordó el penal que le atajó a Gigliotti: «Esa serie cambió la historia»

0
86

El arquero volvió a referirse a la jugada que marcó el puntapié inicial del éxito de la era Gallardo y de la paternidad sobre Boca. Video.

Marcelo Barovero llegó a River en 2012 proveniente de Vélez, en silencio pero ya consolidado como uno de los mejores arqueros del fútbol argentino, y cuatro años después se fue ovacionado por todo el Monumental con la incertidumbre sobre si algún día volvería pero con un recorrido en la espalda que ni él ni los hinchas olvidarán jamás. Entre su llegada y su partida, hubo atajadas que marcaron el destino pero ninguna como el penal que le contuvo a Emmanuel Gigliotti en las semifinales de la Copa Sudamericana 2014 cuando el Millonario eliminó a Boca y ese fue el puntapié inicial del ciclo exitoso de Marcelo Gallardo y de la paternidad reciente sobre el clásico rival.

«La serie cambió la historia, eso es verdad. Fueron 180 minutos. Todos sabemos lo que pasó, lo que dimos y hubo sí momentos claves como el penal, el gol de Piscu, el centro de Vangioni que por ahí no le reconocen y hay que reconocerle a Piri y el partido de ida también a pesar de que no estábamos lúcidos, sacamos un buen empate y todo fue encaminándose más allá de que uno sabe que el penal fue clave y fue un momento que se nos paró el corazón a todos. Se dio así y estoy feliz y agradecido de esa varita mágica que me iluminó», recordó Trapito en diálogo con Atilio Costa Febre vía Instagram Live.

Y claro, esa Copa Sudamericana fue el primer título de los once de la era Gallardo y la primera de las cinco eliminaciones directas a Boca. Pero quién sabe qué hubiera pasado si Gigliotti convertía ese penal en el amanecer del partido revancha luego de la igualdad sin goles en la Bombonera que obligaba a River a hacer dos goles. «Me agito un poco cuando lo hablo y lo empiezo a contar. Es muy fuerte, te ponés a pensar todo lo que me tocó vivir en el club y sinceramente jamás lo hubiese imaginado. Como la mayoría de mis compañeros, llegamos con muchas ganas, con mucha ilusión de pasarla bien, de aprovechar nuestra oportunidad en River. Lo hicimos de gran manera y ahora cuando pasan los años y ves toda una continuidad, más alegría te da», agregó el flamante arquero del Burgos de España.

En 1962 hubo otro histórico penal que Antonio Roma le atajó a Delem y fue clave para que Boca se quedara con el título. Pasaron 58 años y esa mítica jugada se sigue recordando. Barovero sabe que su penal tiene ese mismo destino: «Lo he leído varias veces, ahora justo en el curso de entrenador de director técnico en la parte de historia del fútbol argentino aparecen esos datos y uno se pone a pensar para adentro lo que puede ser dentro de muchos años y es increíble formar parte tan fuerte de la historia de un club tan grande, de casi 120 años de historia. Que te dediquen un segundo, una imagen entre esos recuerdos es grandioso y es inexplicable». Y seguramente será más de un segundo porque Trapito quedó inmortalizado y su nombre se entremezcla con el de Amadeo Carrizo, Pato Fillol, Nery Pumpido, Angel Comizzo, Germán Burgos, Roberto Bonano y Franco Armani, entre los mejores arqueros de la historia de River.

Fuente 442

Publicidad