Ayer eran buenas, hoy son MALAS: Russo recibió la peor noticia para el mundo Boca

0
884
Russo con malas noticias

El peruano sufrió la fractura de dos costillas en el partido contra Gimnasia y será intervenido. Deberá parar un buen tiempo. Problema para Russo con los centrales. Enterate el porqué en esta nota.

El golpazo se sintió casi desde la platea media de la Bombonera: Carlos Zambrano recibió un topetazo a los 20′ del ST en el partido frente a Gimnasia y aunque intentó seguir, dos minutos después fue reemplazado por Nicolás Capaldo, ya que prácticamente ni siquiera podía caminar. Y no era para menos: este lunes se confirmó de manera oficial que el defensor peruano «sufrió un traumatismo costal durante el partido contra Gimnasia y, de acuerdo a los estudios realizados, tiene una fractura de la 7ma y 8va costilla, más neumotorax secundario a contusión pulmonar, motivo por el cual deberá ser intervenido».​ Así, estará un buen tiempo fuera de las canchas…

Publicidad
Zambrano sufrio una lesion grave

Pero el problema para Miguel Ángel Russo va mucho más allá de Zambrano, quien justamente tuvo que debutar de urgencia en Venezuela porque incluso ya ahí el DT de Boca tenía varios inconvenientes con los centrales. A saber: Lisandro López también sufrió una fractura en un dedo del pie izquierdo contra Central Córdoba en Santiago del Estero y todavía le quedan algunos días de recuperación, mientras que por otro lado tanto Carlos Izquierdoz como el chico Gastón Ávila fueron suspendidos una fecha por límites de amarillas y por una expulsión, respectivamente.

Así las cosas, y si Russo tenía en mente darle descanso a alguno este martes contra Independiente Medellín en la Libertadores, no podrá. Por lo menos en la defensa, donde ya es un hecho que volverá el Cali Izquierdoz justamente en lugar del peruano. Hasta ahora, el Kaiser, como lo apodaron en Ucrania tras su paso por el Dinamo de Kiev, había jugado en la Libertadores ante Caracas y contra el Lobo hasta que se lesionó. Pero claro, por lo visto ahora deberá esperar unas semanas para volver a jugar…

Fuente: Ole

Publicidad