«Así los teníamos»: Ruggeri le aviso a Vignolo el tamaño de sus genitales cuando jugaba

0
74

El Cabezón insistió que ni la Bombonera ni los hinchas de Boca influyen en el partido y recordó el día que dio la vuelta olímpica con River en el mítico estadio. Video.

Oscar Ruggeri contradijo la creencia popular que asegura que la Bombonera y los hinchas de Boca también juegan el partido y por eso se denominan «El jugador número 12» y sus palabras generaron mucho revuelo en las redes sociales y en distintos medios que levantaron sus declaraciones pero 24 horas después el Cabezón mantuvo su postura y subió la apuesta al recordar el día que River dio la vuelta olímpica en el mítico estadio.

«Con ese equipo de River del Bambino Veira no me importaba que tiren bombas, que griten, que hagan lo que quieran porque nosotros sabíamos que salíamos y le ganábamos a cualquiera. No me vengan con ese verso de que te aprietan y te hacen sentir mal», lanzó el ex defensor en 90 minutos e instantes después respondió a la chicana del Pollo Vignolo y lo dejó boquiabierto. «Los primeros 10 minutos fue cuando le dimos la vuelta. No sé si estaba blanco ahí. Después por las dudas le metimos dos porque hay poner los huevos y ganar el partido. Así los teníamos. ¿Qué me venís a gritar?», expresó a los gritos el campeón del mundo con River y con la Selección argentina en 1986.


De todas formas, los dichos de Ruggeri no fueron contra Boca porque aplicó esa misma lógica que «lo importante es el equipo» para opinar de otros clubes pero claramente su historia como futbolista surgido de las inferiores del Xeneize y su paso sin escalas al Millonario influye en la consideración de los hinchas más allá de ser un jugador querido y respetado por la mayoría gracias a sus logros con la Selección argentina.

Sin embargo, hizo una salvedad con respecto a ir a enfrentar a Boca a la Bombonera: «¿Sabés lo que me hubiese preocupado a mí? Ir a jugar a la cancha de Boca contra el equipo de Bianchi. Ahí sí vos le tenés recontra mil respeto porque sabés que te lo ganan los jugadores. Andá a ganarle al equipo de Bianchi, con gente o sin gente. Ganale al equipo de Gallardo, andá a ganarle al equipo del Bambino del 86 o al Independiente de Bochini y Bertoni. La cancha ayuda si tenés un equipo con mentalidad ganadora, si no se te puede volver en contra. Las hinchadas no te ganan los partidos si no tenés un equipo competitivo y de hombres. ¿Qué me importa lo que grite la gente?», cerró Ruggeri en una linda charla futbolera aunque es una realidad que no todos los jugadores tienen una personalidad como la suya.

Fuente 442

Publicidad