Alfaro:»me fui por culpa de la politica»

0
73

Alfaro y su versión sobre la salida de Boca
En la presentación como nuevo DT de Ecuador, Lechuga no pudo evitar hablar de su pasado xeneize y cómo se dio el fin de su ciclo en el club. ¡Mirá lo que dijo!

El ciclo de Gustavo Alfaro en Boca fue corto. Duró tan sólo un año y no pudo dirigir ningún campeonato local entero (llegó en el 2019 con el torneo ya empezado y se fue al final del mismo año a falta de siete fechas). Del mismo modo, no dejó buenas sensaciones en el nivel de juego y ante el cambio de dirigencia, el Consejo de Fútbol encabezado por Juan Román Riquelme no le renovó contrato y trajo a Miguel Russo. Y ahora, el ex DT Xeneize habló de su pasado xeneize en su presentación como entrenador de la selección de Ecuador, con una particular mirada sobre el fin de su ciclo.

El técnico que consiguió dos títulos con el club, contando el que materializó Russo, opinó que de no haber sido un año electoral, tanto en el Brandsen 805, donde Jorge Ameal se impuso frente al oficialismo de Cristian Gribaudo, como a nivel nacional, donde Alberto Fernández le ganó en primera vuelta a Mauricio Macri, él podría haber continuado en el club. «Se metió la política del país y jugó en la política interna también. Si de pronto no hubiese habido elecciones en Boca, tal vez yo estaría dirigiendo Boca en este momento», tiró.
.
Del todos modos, Lechuga explicó que cualquier cambio en la dirigencia o en el manejo deportivo del club, también lo hubiese empujado a renunciar a su puesto. «No se pudo dar (su continuidad en el club) por cuestión de elecciones. Yo había dicho antes que si de pronto el presidente Daniel Angelici o Nico Burdisso se iba, yo me iba con ellos. Nobleza obliga, uno tiene que ser consecuente con la gente que lo llevó a un determinado lugar», aseguró el entrenador de 58 años.

Si bien el entrenador habló de esa posibilidad, lo cierto es que ninguno de los tres candidatos de Boca tenía en los planes su continuidad al frente del equipo. De hecho, todos habían tirado otros nombres. Es que si bien Lechuga levantó al equipo tras la final de la Copa Libertadores 2018 perdida con River en Madrid y sólo perdió siete de los 50 partidos que dirigió, el nivel del equipo nunca conformó y la nueva eliminación copera en semifinales, sumado a dos triunfos en los últimos siete partidos de la Superliga, terminaron de empujarlo hacia la puerta de salida.

Fuente Ole

Publicidad