A lo Zidane con la de Enzo pero de Boca: «En casa duermo con la camiseta de Tevez»

0
245

El ex futbolista del Xeneize contó que tiene a Carlitos como ídolo y explicó por qué piensa que Palermo es su «segundo papá»

Si hay alguien bién fanático de Boca es el Pochi Chávez. El volante jugó en el Xeneize entre 2005 y 2012, club en el que conquistó cinco títulos. Actualmente se desempeña en el club boliviano Jorge Wilstermann aunque aprovechó el parate en el fútbol para recordar su paso por el club de sus amores.

En primer lugar, Chavez contó que vio la definición de la Superliga y dijo que «ganar un torneo así es hermoso y más a River, se dio lo que quería la gente. Fue emotivo por el triunfo en el final, por la tapada de Andrada, por todo. Con mis compañeros gritamos el gol de Carlitos. Era para que terminara así, esperábamos eso de él. Nos dio un título bárbaro.»

Incluso se declaró admirador de Tevez y contó lo que hace con la camiseta que el Apache le regaló. «En casa duermo con la camiseta de Tevez. Y encima tengo la original y la alternativa, me las regaló acá en Bolivia y en la Bombonera», soltó.

En casa duermo con la camiseta de Tevez. Y encima tengo la original y la alternativa, me las regaló acá en Bolivia y en la Bombonera
Además, fue por más y dijo que «a Carlitos lo tengo como ídolo. A mí me representa mucho porque salió de abajo como yo. Me emocioné mucho. Caigo cuando veo los regalos que me hizo, las camisetas o los cuadros que tengo con él…». Pero Tevez no fue el único que recibió elogios del ex Boca.

Miguel Ángel Russo fue el entrenador la última vez que el Xeneize ganó la Copa Libertadores. «Sabe mucho, tiene mucha experiencia, ya la ganó y sí, es el indicado. Boca siempre tiene que buscar al indicado. Queremos ganar la Séptima», opinó Chávez.

Juan Román Riquelme fue otro de los referentes de Boca en la época de Chávez en el club. «Hasta en las prácticas eran un monstruo. Encima yo jugaba en su posición, jaja. Me tuve que sacrificar, entrenar más y cambiar de puesto para jugar de carrilero al lado suyo. No podía ser suplente de Román, tenía que dar algo más, si no, no jugaba más en Boca», aseguró.

Finalmente, en diálogo con Olé, se refirió a la relación entre Palermo y Riquelme. Hace 10 años, el Loco convirtió el gol que lo ubicó como máximo goleador de Boca. En el festejo, el Titán quiso buscar a Román para celebrar pero recibió una fría respuesta del ex 10 del club: «No sé por qué Román se fue a festejar solo, para los que estábamos ahí fue impensado. Nos sorprendió lo que había pasado. A Martín lo delata su cara cuando lo quiere ir a abrazar. No sé qué habrá ocurrido en ese momento por la cabeza de Román, que aparte fue quien le dio el pase en el gol. Todos fuimos con Martín porque era un día especial. Él se quedó dolido por esa situación, por tener que ir a correr a Riquelme para festejar. Son tipos grandes y no estuvieron de acuerdo en algunas cosas, pero en la cancha eran hermanos».

Fuente TNT Sports

Publicidad