A 21 años del último partido de Maradona y una celebre frase para River gastandolos

0
458

Diego jugó por última vez como profesional nada menos que en un River-Boca, un 25 de octubre de 1997. Cinco días después anunció su retiro, pero antes dejó una célebre frase…


El 25 de octubre de 1997 no es un día cualquiera dentro de las efemérides del fútbol argentino. Esa jornada, hace hoy 21 años, quedó en la historia porque fue el último partido profesional de Diego Armando Maradona. Fue en un triunfo 2-1 en un superclásico, como jugador de Boca, enfrentando a River en el Monumental.

Maradona fue el capitán del equipo que dirigía Héctor Veira, quien lo reemplazó en el entretiempo, con la chapa 0-1 (gol de Sergio Berti para los dirigidos por Ramón Díaz). En lugar del Diez, entró un juvenil Juan Román Riquelme. Y el Xeneize lo dio vuelta, con goles de Julio César Toresani y Martín Palermo.

“A River se le cayó la bombacha”
.Después de versiones acerca de un posible doping de Diego sobre fines de septiembre, terminó por confirmarse el resultado negativo cuatro días antes del partido, y el Diez comenzó a ponerse a punto para el choque frente a River. Pero luego de un primer tiempo lleno de imprecisiones, el Bambino decidió sacarlo. Olé lo calificó con un 3 y le dio el premio Chenemigo.

El final del partido desató la locura de Maradona, que regresó al campo luego de ver el partido en el vestuario y, fiel a su estilo, cargó a los hinchas Millonarios. En el post partido, dejó una de las frases más picantes de su carrera: “Boca jugó a lo Boca y River jugó a lo River. Ellos hicieron un gran primer tiempo pero en el segundo se les cayó la bombacha”.

Maradona gastó a los hinchas de River luego de la victoria.
Un Monumental repleto presenció, sin saberlo, que se trató del último partido del máximo símbolo del fútbol argentino. Luego de ese día, en medio de rumores sobre una supuesta muerte de su padre (la cual no ocurrió), y un nuevo doping positivo (que luego fue desmentido por el resultado del control), Diego decidió poner fin a su impresionante trayectoria deportiva, cinco días después, en su cumpleaños número 37.

“Este retiro es definitivo, me lo pidió mi viejo llorando. No puede ser que mi familia sufra tanto con cada control antidoping, que la ola de rumores nos envuelva”, lanzó el Diez, que cerró su carrera con 692 partidos, 352 goles, 11 títulos, y millones de emociones.