Un jugador de River que fue fundamental jugo con el famoso articulo 225 y ahora solo podrá volver en la final

0
235

ugando por el artículo, Ignacio Fernández hizo otro gol y fue el mejor como en Formosa. Ahora sólo podrá volver en la final.

Nacho Fernández tiene muy claro su Norte. Y hacia allá va con decisión.

Convencido de lo que quiere y con la total confianza del Muñeco Gallardo para llevarlo a cabo, el socio de Ponzio en la primera línea de volantes se trazó un objetivo, el de sobresalir en River, y está haciendo méritos para alcanzarlo.

Yendo hacia el Norte es que se siente a sus anchas. Y lo demostró anoche en Salta como el domingo pasado lo había hecho en Formosa. Con un gol en cada uno de los partidos de la Copa Argentina, convirtiéndose en figura ante Estudiantes de San Luis tal como lo había hecho frente a Sportivo Rivadavia de Venado Tuerto, el hombre de la sonrisa enmarcada por los brackets ratificó que su juego está en crecimiento y que el 4-2-2-2 es un sistema que la cae como anillo al dedo.

Lúcido, preciso, consistente y dueño de un volumen de juego que hasta ahora sólo había mostrado en cuentagotas, Nacho volvió a mostrarse como descarga para todos, fue el conector de líneas que Gallardo pretende que sea y nuevamente se animó a protagonizar una definición, esta vez con la complicidad de Brasca después de un tiro muy esquinado y que se planchó apenas tocó el pasto pero que podía haber tenido una mejor defensa por parte del arquero.

Desafortunadamente para Fernández (y más que nada para River), sólo podrá volver a jugar en esta Copa Argentina que lo motivó tanto si el equipo llega a la final. Porque a partir de ahora no podrá jugar más por el artículo 225 (por la cesión de Arzura al Sub 23 que está en Río) y deberá cumplir tres fechas de suspensión por su expulsión en Gimnasia-Vélez.

comentarios en Facebook