Tremendo: Al Pity Martinez le preguntaron sobre los refuerzos de Boca y los ninguneo sin dramas

0
54

“No me asustan los refuerzos de Boca”
El 10 de River no le teme al súper equipo que está armando el Mellizo, disfruta su presente y asegura que por ahora no pienso irme.

Es de la clase de jugadores a los que sólo le importa tener la pelota en sus pies. Ni siquiera cargar con la responsabilidad de usar la 10 de River alteró la esencia de potrero de Gonzalo Martínez. Algo similar a lo que pasaba, por ejemplo, con el Burrito Ortega. Por eso, todo lo que rodea al juego mismo y excede a su persona (y también al equipo de Marcelo Gallardo) le resbala. Y mucho más lo que sucede en la vereda de enfrente, con los primos de la Ribera.

El Pity metió el primero de penal
Gol de G. Martínez(R). Boca 0 – River 1. Supercopa Argentina 2018. (Fuente: Fox Sports)
¿Una muestra? “No me asustan los refuerzos de Boca”, aseguró el Pity muy suelto de cuerpo durante la pretemporada en Orlando, para certificarlo. Aunque las incorporaciones que sumó y pretende seguir sumando Guillermo Barros Schelotto meten miedo por el peso específico de sus nombres (principalmente el del goleador Mauro Zárate y el defensor Gustavo Gómez) y también por la cantidad (Izquierdoz, el colombiano Villa y los que están por llegar), el 10 lo toma con naturalidad y entiende que River no tiene nada que envidiarle al eterno rival. “Cada uno se refuerza a su manera. Nosotros lo hicimos en su momento, cuando el club realizó un esfuerzo grande para traer jugadores de jerarquía”, comentó en el Superclásico (radio Rivadavia) refiriéndose a las llegadas de Pratto, Armani, Juanfer Quintero y Zuculini en la ventana de verano.

Increíble golazo del Pity Martínez
Gol de S. Driussi (R). Boca 0 – River 1. Fecha 24, Primera División 2016/2017
Es más: en este momento el Muñeco puede considerar un refuerzo de lujo al propio Pity, ya que aún existe la posibilidad de que el zurdo ex Huracán sea vendido al mercado europeo y él no se muestra ansioso por eso. Al contrario. “Por ahora no pienso en irme porque no me ha llegado nada. Después, cuando llegue algo lo hablaremos. Porque si vos le preguntabas al flaco Alario 24 horas antes de que recibiera la oferta (del Bayer Leverkusen de Alemania) te decía que quería seguir en River. Y sabemos lo que pasó… Tengo 25 años y creo que es una linda edad para partir, pero ahora estoy pensando sólo en River, en hacer las cosas bien en la pretemporada para encarar lo que viene”, aseguró el mendocino.

El Pity ya habla con otro aplomo. Si bien no lo reconoce abiertamente, siente que cumple un rol fundamental en el equipo del Muñeco. Además, es consciente de que con sus goles a Boca (ver Verdugo) se metió definitivamente en el corazón de los hinchas millonarios que antes lo cuestionaban: “Sabía que me iba a costar entrar en la gente usando la 10 de River, porque el club tiene un nivel de jugadores muy alto en sus Inferiores y al que viene de afuera se le exige mucho más, aparte de que a esta camiseta la usaron grandes futbolistas a lo largo de la historia. Pero siempre confié en que iba a aparecer mi juego e iba a dar vuelta todas las críticas”.Resultado de imagen para pity martinez

El zurdo está tan concentrado en conseguir el objetivo de la Copa Libertadores con la Banda que hasta contó que retó a su papá Luis porque en la previa de la final de la Supercopa ante Boca anunció, más como expresión de deseo, que el nene sería vendido “a Italia” en este mercado de pases: “Dijo algo de más pero le jugó en contra la inocencia, ja”.

El zurdo repitió que “usar la camiseta de River es un privilegio”, reconoció que “más allá de haberle ganado la final a Boca y estar en los octavos de la Copa, no terminamos bien en lo futbolístico porque no tuvimos el funcionamiento que queremos”, valoró que “es importante que se haya mantenido el plantel salvo por la venta del Chelo (Saracchi)” e incluso les abrió la puerta a las futuras incorporaciones: “A nosotros nos va a servir mucho si viene algún refuerzo y lo vamos a recibir de la mejor manera como lo hicimos con todos los chicos que se fueron sumando”.

Claro, a esta altura el River de Napoleón está lejos de equiparar al Boca del Mellizo en apellidos nuevos. Pero el Pity sólo piensa en amargar otra vez el clásico rival. “No me asusta”, dice sobre el nuevo Boca.