Tiene mas goles que Messi, Suarez, Neymar en el mundial de clubes y firmo para un club de la C en Argentina

0
484
(L-R) Barcelona's Luis Suarez, Neymar and Lionel Messi celebrate a goal against Atletico Madrid during their Spanish First Division soccer match at Camp Nou stadium in Barcelona January 11, 2015. REUTERS/Albert Gea (SPAIN - Tags: SPORT SOCCER) - RTR4KYNS

César Delgado jugó su primer partido con la camiseta de Central Córdoba. Entró a falta de 15′ para el final y mandó el centro del agónico empate de Yassogna: 1-1 vs. Argentino de Quilmes. “Estar de vuelta en una cancha después de un año y medio es lo que me hace más feliz”, dijo.

Publicidad

Salió de Rosario Central. Pasó por Cruz Azul, Lyon y Monterrey. Y fue futbolista de Selección, tanto en juveniles como en la mayor. Ganó la Liga y la Copa de Francia con el Olimpique, dos veces la Champions de la Concacaf con los Rayados, y el preolímpico sudamericano y los Juegos de Atenas en 2004 con la Selección. Fue subcampeón en la Copa América de ese mismo año, disputada en Perú, y también en la Copa Confederaciones de Alemania, en 2005. Se convirtió en el máximo goleador de la historia del Mundial de Clubes, logro que comparte con Messi, Suárez y Cristiano Ronaldo. Y este sábado debutó en la C con la camiseta de Central Córdoba.

Cesar Delgado

Se trata César Chelito Delgado, quien, a los 36 años, volvió a disputar un partido de fútbol de manera profesional (o semi, ya que los equipos de la C también cuentan con jugadores amateurs). Lo hizo en el 1-1 del Charrúa ante Argentino de Quilmes, por la primera fecha del campeonato. Entró a falta de 15′ para el final y fue quien mandó el centro del agónico empate de Yassogna. Golazo.

 

“Estar de vuelta en una cancha después de un año y medio (NdeR: en mayo de 2016, cuando estaba en Rosario Central, dio positivo en un partido de Copa Libertadores y la Conmebol lo suspendió por doping) es lo que me hace más feliz”, dijo después del encuentro. Ahora debe ponerse a punto para ganarse un lugar entre los titulares. De él depende.

 

COMPARTIR

Comentários no Facebook