Tevez: “Me hace feliz estar en la bombonera”

0
125
Publicidad

Hay cumbre de peso pesados en Casa Amarilla. El rayo del sol asoma detrás de la Bombonera y hace al mediodía más cálido, luego de la mañana brumosa. Los líderes del club (presidente, técnico y estrella), en los diferentes ámbitos, transitan los jardines previos al vestuario principal. Carlitos se acerca hasta donde está el team Olé . Remera post entrenamiento, shorts y ojotas por las que asoman las marcas de tantas guerras futbolísticas del ídolo de Boca. El entrenamiento recién termina y la cara de extenuado del Apache muestra que para el Profe Valdecantos no hay feriados. “Siempre se entrena fuerte”, dice Tevez, en voz baja. Hay alegría en el entorno xeneize: el equipo se prepara para la ida de los cuartos de final, ante Nacional de Montevideo, cuando en algún momento la clasificación estuvo en duda. La transformación sorprende y los protagonistas sabrán por qué.

-¿Qué cambió para que Boca cambie tanto?

Mientras Tevez piensa, pasa Guillermo y mete la punta del botín, anticipándose. “Lo que cambió es que todos los jugadores levantaron su nivel”.

-¿El cambio de técnico no tiene nada que ver?

-No. Lo dice seco, con cara de poker. Y sigue su camino, con esa sonrisa pícara. Entonces, la charla vuelve a ser unipersonal, con el ícono de este Boca modelo 2016.

-Carlitos vos dijiste hace un tiempito que ahora tienen una marcha más.

-Creo que cambiaron muchas cosas en lo físico, lo táctico, todo. Por eso, tenemos una marcha más.

-¿Y eso de dónde parte: de un convencimiento, de un trabajo de la cabeza, de un libreto distinto?

-El libreto es importante. Es totalmente diferente de lo que veníamos trabajando. Yo creo que el preparador físico, el técnico, cada uno es importante en este cambio del equipo.

-¿Y en tu nivel qué cambió? A principio de año vos decías que no venías bien. ¿Era físico, futbolístico o de esquema?

-Viene todo de la mano. Lo físico y lo mental vienen de la mano. Cuando uno está bien físicamente, después es mucho más fácil llegar a su nivel. Cuando uno no está bien, a mí personalmente me cuesta más.

-Ahora se dieron varias resultados positivos, tras un mal comienzo del 2016. ¿Volviste a ser feliz en Boca?

-Yo siempre fui feliz en Boca. Cuando a uno le va bien, obvio que está bien. Pero cuando uno no encuentra el rumbo en el equipo y eso, es obvio que no está bien. Pero no quiere decir que uno no sea feliz en el club.

-Contra Cerro se te vio una cara de felicidad plena en el gol de Pavón. Más que en los tuyos.

-Es que el partido no estaba bien, estaba complicado. Hacer el gol nos daba tranquilidad y por eso mi alegría.

Siempre hay alguien que interrumpe cuando se está cerca de Tevez. Por más que sea un ámbito privado. El tipo tiene un imán. Y por eso cualquiera que pasa lo saluda, pide foto, autógrafo, se babea. Y si de baberos hablamos, hay que darle uno al 10 de Boca. Que el domingo se dio el gusto de ver el duelo contra Huracán con su hijo Lito desde la boca del túnel. Y hacia ese lugar va la charla, donde Carllitos se muestra como el pibe de Fuerte Apache.

-¿Qué sentiste al verte en Olé dándole la mamadera a tu hijo?

-Siento felicidad, placer. Ayer era la primera vez desde la noche de la bienvenida que pude venir a la cancha con Lito. Y disfrutar ese momento es único. Entrar al campo de juego, ver qué hace en la cancha.

-¿Y qué hizo?

-Estaba contento. Le gusta cantar y estaba emocionado. Y esa emoción a uno lo traspasa.

-Lo había mostrado en un video en Twitter, cuando le querías sacar la camiseta… Para vos debe ser impactante.

-(Se ríe) Es algo muy lindo y lo disfruto mucho.

-¿Esta fue una de las razones que te impulsaron a volver?

-Una de las cosas por las que volví es para que él viva toda esa experiencia. Y eso a mí me hace feliz.

-¿Qué te sorprendió del club en este vuelta?

-Y, todo… Boca está bien, las cosas se están haciendo bien y ahora hay que demostrarlo adentro de la cancha.

-¿Qué falta para que vuelva todo a la normalidad en Boca?

-El trabajo que estamos haciendo se va notando. Tenemos que pelear todo, la Copa y el campeonato.

COMPARTIR

Comentários no Facebook