TERMINO de jugar un partido de fútbol con amigos y la policía lo MATA por ERROR

0
867

Víctor tenía 37 años cuando después de un picadito, se juntó con unos amigos a tomar unas cervezas en la puerta de un almacén. Un patrullero que venía persiguiendo a unos delincuentes comenzó a tirar a mansalva y un disparo que le dio en el tórax, lo mató. La fuerza asegura que la víctima era uno de los ladrones. “Muerte por enfrentamiento” es la carátula de la causa

Era un viernes a la noche. Como cuando se acerca el fin de semana, Víctor González estaba tomando unas cervezas en la entrada del barrio La Catanga, en San Martín, después de jugar un partido de fútbol con unos amigos.
No habían pasado las 12 de la noche cuando un patrullero de la Policía Bonaerense se acercó a toda velocidad y, sin mediar palabra, comenzó a disparar. Según se supo más tarde, se encontraban realizando una persecución en búsqueda de dos delincuentes que se escondieron en el barrio, que habían cometido un delito en Billinghurst horas atrás. La fuerza asegura que Víctor era un de los delicuentes que buscaban.
“Tranquilo Pelado, nosotros no tenemos nada que ver, no corras”, le dijo Víctor a su primo. Cuando comenzaron a escuchar los disparos se tiraron al piso. A Víctor la bala le dio estando agachado. Se paró, caminó unos metros y cayó en la puerta de la casa de su prima.

“Los vecinos llamaron de inmediato a emergencias para que llegue una ambulancia, la Policía dejó que ingrese recién al tercer llamado. Había pasado más de una hora. Víctor ya estaba muerto“, explicó Mariano Montenegro, de la Campaña Nacional contra la Violencia Institucionalque está acompañando a la familia de Víctor.

“Lo grave de la situación, además del crimen de un vecino del barrio, es la impunidad con la que se manejaron estos policías. Hay varios vecinos heridos por los disparos, no les importaba lastimas o matar a la gente”, agregó Montenegro.

“MUERTE POR ENFRENTAMIENTO”

Los efectivos policiales aseguran que Víctor era uno de los delincuentes que estaba escapando, pero varios testigos dicen que se encontraba jugando al fútbol y luego en la esquina con los amigos cuando el delito anterior había sido cometido. “Fue la justificación que encontraron para hacer lo que hicieron. Además de a Víctor, tiraron a mansalva a todo el barrio, hay varios vecinos heridos, no tuvieron ningún respeto por la gente que vive en el barrio“, sostuvo.

La causa está en plena investigación, a cargo de la fiscal Ana Armetta de la UFI N°5 de San Martín. Hasta el momento está caratulada como “muerte por enfrentamiento” porque es la versión que dieron desde la Policía Bonaerense. Sin embargo los familiares siguen paso a paso el procedimiento de la fiscal. “Lo primero que hiz fue pedir un peritaje sobre la bala que tiene alojada Víctor en su cuerpo. Además, pidió el informe de todos los policías que participaron del operativo ese día para poder identificarlos. Estamos conformes pero no vamos a dejar de estar encima,porque no vamos a permitir que este caso quede impune”, explicó Montenegro. La fiscal, además, corrió a la fuerza de la investigación y está trabajando con la Gendarmería.

Víctor tenía 37 años, era albañil y trabaja con su papá y hermanos. Tenía un hijo de 17 y una nena de 1 año y medio. Todos en el barrio Catanga lo conocían y están consternados. El próximo viernes harán una marcha para exigir Justicia.

comentarios en Facebook