Repasa la historia en Boca de Tevez y el Mellizo

0
636
Publicidad

Guillermo y Tevez vuelven a cruzarse en Boca, y el Melli ya avisó qué rol cumplirá en su equipo: “De centrodelantero es donde mejor ha rendido”. Se conocieron en 1997, cuando el Apache era alcanzapelotas y en 2003 conformaron un tridente letal con Delgado para ganar la Libertadores.

La ilusión se renovó en Boca con el arribo de uno de los máximos ídolos del club al banco de suplentes. Después de la salida del Vasco Arruabarrena en un final anunciado, Guillermo Barros Schelotto fue presentado como su sucesor. Había rechazado en tres oportunidades el cargo, pero esta chance parecía impostergable. Se habló muchísimo en la previa sobre una hipotética discordia con los actuales referentes del club, en especial con Carlos Tevez. Muchas versiones se tejieron sin sustento cuando la realidad es que el Mellizo conoce a la mayoría de ellos de su paso como jugador por el Xeneize.

Compartió cancha con el Cata Díaz y con Fernando Gago durante el ciclo exitoso de Alfio Basile. Ojo, eso no significa que serán incuestionables. En esta oportunidad los roles y las jerarquías serán distintas. “El técnico es el jefe. Yo puedo ser amigo de mis compañeros, pero de tu jefe es difícil ser amigo, porque después tiene que tomar decisiones antipáticas”, había explicado una vez el Melli en una entrevista con El Gráfico.

Y en medio de todos estos rumores aparece la figura imponente de Tevez, casi un asesor de Angelici en materia futbolística. Lo cierto es que Guillermo conoce a Carlitos desde hace mucho tiempo. Más precisamente 1997, cuando arribó al conjunto de la Ribera. En aquel momento, el Apache daba sus primeros pasos en Inferiores y hacía de alcanzapelotas los domingos en la Bombonera.

Años más tarde, un 21 de octubre de 2001, Tevez realizó su debut en Primera. A fuerza de talento se fue insertando en el equipo hasta que en 2003 se consagró como una de las piezas claves para ganar la Libertadores. Bajo la tutela de Carlos Bianchi, el Mellizo y el Apache conformaron un tridente junto al Chelo Delgado que arrasó en la Copa. Lo conoce bien y, ya en su primera conferencia como DT xeneize, anticipó qué rol cumplirá en su equipo: “Donde mejor puede rendir es adelante. De 9 o acompañado. En el área ha marcado o cerca. No digo por las puntas. Centrodelantero. Un poco más adelante o un poco más atrás. Esa es su posición natural y donde mejor anda”. Conciso pero contundente.

Guillermo, nuevo DT de Boca, en los viejos tiempos junto con Carlitos y Schiavi, técnico de Reserva.

En diciembre de aquel 2001, juntos se alzaron con la Intercontinental ante el Milan y fueron actores fundamentales para la histórica eliminación contra River en las semifinales de la Libertadores 2004. Tevez, con el tanto en el Monumental y patentando el festejo de la gallinita, y Guillermo, con una noche plagada de su picardía, forzando las expulsiones de Sambueza y Sodero, ayudante de Astrada.

Hoy se vuelven a encontrar en el entrenamiento después de muchos años. Y justamente en apenas cuatro días visitarán Núñez, donde gestaron una de las grandes epopeyas de la historia de Boca.

 

Comentários no Facebook