RE CALIENTES. Con su selección la ROMPE pero en el GRANDE que juega no rinde y evaluan si sigue

0
69

Cristian Rodríguez no puede rendir en el Rojo como lo hace en la selección uruguaya y en Avellaneda esperan que mejore el nivel. Su contrato se extiende hasta junio 2017 pero la directiva lo evaluará este diciembre.

cebolla-rodriguez

El contraste es abrupto. De este lado del Río de la Plata le cuesta completar partidos y erigirse en esa figura que el plantel necesita para luchar por un torneo. Y cuando cruza la orilla, para vestir la camiseta de Uruguay, el tipo se transforma en un eslabón de lujo -con un rol secundario pero efectivo en el juego y en la red- que contribuye en la búsqueda del pasaje al Mundial de Rusia 2018. Dos imágenes diferentes de un mismo futbolista que empezó a recibir reproches de los hinchas del Rojo tras un bajo nivel ante Atlético Tucumán, que provocó su salida en el entretiempo.

“En las últimas seis semanas no se perdió ningún entrenamiento”, describió Gabriel Milito el martes 23 de agosto, en la previa al duelo de ida ante Lanús por la Copa Sudamericana. Cebolla se había recuperado tras la extirpación de un ganglio debajo de una axila y se prestaba a debutar en el ciclo. Fueron 73’ aceptables en el Sur, pero debió ser sustituido por Barco tras un golpe en el hombro izquierdo.

Cebolla jugó 30 partidos en el Rojo. Llegó en junio 2015 con Pellegrino. Fue titular 21 veces, estuvo en cancha 1.771 minutos, convirtió tres goles (Chicago, Belgrano y Racing) y su promedio Olé es de 5,70.

A los tres días, completó el partido frente a Belgrano (1-0) en Córdoba y tuvo su mejor nivel en este semestre. Desde la Docta viajó hacia Montevideo, donde lo esperaba Oscar Tabárez para la doble fecha de Eliminatorias contra Argentina y Paraguay. Así comenzó un sprint intenso, que puso a prueba el físico tan cuestionado en los semestres anteriores. En Mendoza ingresó más de media hora y, a pesar de la derrota, mostró su jerarquía, esa cualidad que le permitió ser titular ante Paraguay en el Centenario. El 7 de la Celeste retribuyó la confianza del Maestro con un gol -de cabeza- y generación de juego desde la banda izquierda.

Su contrato se extiende hasta junio y la directiva lo evaluará en diciembre.

La incertidumbre que reinó en el Rojo se basó en la respuesta física. Milito lo puso de titular ante Godoy Cruz pero una contractura en el sóleo izquierdo lo obligó a salir a los 17’ del ST. Otra vez una lesión lo alejó de la acción: afuera de la revancha con Lanús y del juego con Quilmes.

El regreso se produjo para la serie contra Chapecoense. El 10 no rindió conforme a sus cualidades en ambos partidos. Tampoco lo hizo ante Tigre y Sarmiento por el torneo. Después, se marchó hacia Uruguay para las Eliminatorias. Cumplió una tarea aceptable con Venezuela y fue un pilar -con gol incluido- en el 2-2 en Barranquilla frente a Colombia. Pero el sábado no rindió. ¿Logrará emular ese rendimiento de este lado del charco? Su contrato se extiende hasta junio y la directiva lo evaluará en diciembre.

comentarios en Facebook