POLEMICA. El REFERENTE de el Rojo que dijo:”LE FALTARON HUEVOS PARA GANAR”

0
1026

Pellerano sin filtro: avaló el reclamo de los hinchas por la caída contra Racing y admitió lo que pocos se animan. Además, exculpó al DT: “Su mensaje es claro”.

Hay derrotas hirientes. Actuaciones oprobiosas que dejan secuelas, marcan un quiebre y sacuden con fuerza el orgullo de los futbolistas. El 0-3 con Racing fue una de esas caídas. Son varios los jugadores que se sintieron humillados, aunque pocos los que se atrevieron a reconocerlo. “A veces no tenés tu mejor día, pero lo disimulás mostrando actitud y con eso podés zafar. Lo preocupante es que no sólo no tuvimos nuestro mejor día, sino que ellos tuvieron la actitud que a nosotros nos faltó. Lo peor que puede pasar es que, además de no tener confianza, falte actitud”, disparó Hernán Pellerano, sin sonrojarse. El defensor parece ser ajeno a un ambiente que suele funcionar como reserva natural para la preservación de los lugares comunes, las frases prefabricadas y las declaraciones para salir del paso. Siempre transmite lo que piensa sin filtros, apelando a la transparencia y sin tener en cuenta la repercusión. No es habitual escuchar palabras como las que disparó en Independiente en la Uno (FM 103.1). “Lo de los huevazos que nos tiraron en la previa al partido con River fue el reclamo más fuerte desde que estoy en el club. Si fue así es porque no demostramos nada. Con eso (los hinchas) nos marcaron que nos faltaron huevos contra Racing. Y eso es verdad. No les podemos decir nada. Siempre que no haya agresión, el hincha tiene derecho a putear porque es el que paga la cuota, el que sufre y va a todos lados. Fue un reclamo merecido”.

El capitán y líder del vestuario hizo catarsis, como si tuviese la necesidad de desahogarse: “La cabeza tiene que ver, pero también hubo responsabilidad nuestra porque no jugamos con el carácter con el que debíamos afrontar un clásico. La actitud no se trabaja, la tenés o no. Nosotros no la tuvimos y podríamos haber perdido 5-0. El partido fue una locura, una vergüenza. Lo peor que te puede pasar es no poder mirar a la cara a tus compañeros. En mi carrera jamás había vivido algo como lo que sucedió esa noche”.

Milito se hizo cargo de la caída en el derby. Incluso presentó la renuncia y debieron frenarlo los directivos. Sin embargo, Pellerano considera que la responsabilidad recae exclusivamente sobre el plantel: “Estamos en deuda con él. Hay técnicos a los que no los entendés, pero los mensajes de Gabriel son clarísimos. Hace todo bien, te va de frente y prepara los partidos de tal forma que te los deja servidos en bandeja. Si se iba, el 100% de la culpa era nuestra”. Clarísimo.

comentarios en Facebook