¿Peligra la continuidad de Pelligrino? ¡enterate que dirigente no lo banca y los motivos!

0
191

Noray Nakis disparó la frase cuando nadie había puesto en duda la continuidad del técnico.  te cuenta cómo está la delicada situación de cara a lo que se viene.

Publicidad

A Longaniza no lo van a echar, pero podría dar un paso al costado si el equipo cae. (Foto: Germán García Adrasti)

Después de sacudir un poco a los jugadores en la sala de la prensa recriminándoles falta de “personalidad”, Mauricio Pellegrino pisó el playón contiguo a la platea Erico. Escuchó insultos y recibió una cortina de silbidos como castigo por el mal funcionamiento del equipo. Los hinchas perdieron la paciencia, pero al técnico se lo vio entero en la conferencia que dio tras el pobre empate con Olimpo.

La posibilidad de un alejamiento nunca estuvo en la baraja en la noche del sábado, pero el vice primero de Independiente, Noray Nakis, detonó una bomba que nadie había activado. “Pellegrino no renunció”, fue la frase que sorprendió a todos. “Apenas terminó el partido, estuve en el vestuario. El conmigo no habló de nada, no me dijo nada extraño. Se fue de la cancha sin cenar y yo volví con el micro porque no soy de abandonar el barco”, comentó en El Gran Campeón (AM 1490). Que el DT se haya ido sin cenar no es ningún indicio de su malestar, ya que la única vez que lo hizo fue el 4 de octubre del año pasado, luego del 3-0 a River. Ese día recibió su cumpleaños en el estadio algunas horas antes de viajar a España para renovar su licencia de la UEFA para dirigir.

Al técnico se lo vio muy preocupado tras la igualdad. Tuvo una larga charla en la que les dio explicaciones a Nakis, al vice 2°, Carlos Montaña, y al secretario general del club, Jorge Damiani. “Si en los próximos tres partidos no hacemos cartón lleno, va a ser difícil pelear el torneo”, reconoció en la previa. Los números todavía no le dieron la espalda al equipo. Es Independiente el único que no juega para sí mismo. El Rojo no está peleado con la calculadora, pero sí parece haberse divorciado del buen juego que había exhibido en algunos lapsos del semestre pasado. Al DT se lo nota desconcertado: no encuentra el conjunto, no logró dotarlo de un funcionamiento y está desaprovechando al mejor plantel de los últimos años.

A los dirigentes no se les pasa por la cabeza la posibilidad de cesantear a Longaniza, ya que su contrato terminará un mes después de que concluya el torneo y consideran que sería ilógico hacerse cargo de su indemnización. Si se va, será por una decisión propia. El Rojo deberá visitar a Vélez y a Racing y recibir a San Lorenzo en un contexto muy complejo. La relación del cuerpo técnico con algunos futbolistas está desgastada. “Es un plazo fijo renovable cada siete días”, le describió un directivo a . Si pierde el domingo, Pellegrino podría ser historia. Y en el club ya suena un nombre: Gabriel Milito.

Comentários no Facebook