¿PATADA A UN JUGADOR DE BOCA O GOL? Mira lo que le piden los hinchas de River a Mina

0
1017

Mina ya vive su primer Súper. “Yo les digo que no es fácil, pero vamos a ver qué pasa”, avisa el zaguero que también sueña con la Copa Argentina.
mina-pincho-pelota

-Cómo estás viviendo la espera de tu primer superclásico?

-Con tranquilidad, pero sabiendo que es el partido más importante para el club y que se vive en todo el país por los hinchas, que sufren mucho y esperan que lo ganemos.

-¿Qué te dice la gente de River en la calle?

-Y, todos los hinchas me piden que le haga un gol a Boca, ja. Yo les digo que no es fácil, pero vamos a ver qué pasa. Lo más importante es que ganemos.

-¿Estás ansioso para que llegue el domingo?

-Sí, tengo muchas ganas de jugarlo ya. Muchos jugadores anhelan disputar este partido y yo tengo la oportunidad. Dios quiera que lo pueda jugar.

Cuentan los que conocen a Arturo Mina que uno de sus defectos es querer jugar ya, como él mismo dice. Esas ganas que siempre lo inundan para que todos los días sean domingo. La espera lo carcome. Y más cuando se trata de su estreno en los River-Boca. Pero tiene un antídoto para bajar revoluciones y darle tiempo al tiempo: la música cristiana. Más específicamente los ballenatos cristianos. Y tendrá que darle duro esta semana a sus temas preferidos para no volverse loco. Porque el ecuatoriano habló del superclásico apenas terminó la semifinal de la Copa Argentina, en San Juan.

Pieza fija desde que se sumó al plantel, potenciado por la ausencia de Lollo, el ecuatoriano fue uno de los hombres que Gallardo hizo descansar el domingo para tenerlo entero para los dos cruces que se vienen, Boca y Central. Además, contra Gimnasia había sufrido un golpe en un gemelo y no quisieron arriesgarlo. “El descanso que me dio el entrenador me vino bien, pero para ser sincero quiero jugar todos los partidos”, le comentó al Diario Extra de su país.

Ya fanatizado con los asados, pero extrañando las encocadas (carne con coco) características de sus pagos, Mina se prepara para vivir una nueva experiencia futbolística. Ya enfrentó a Boca, con el antecedente reciente de haberlo eliminado de la Libertadores, pero esta vez será en otro marco, con todo el público de River a favor, alentando y esperando ese gol que le reclaman en la calle. “Da gusto entregarse por esta hinchada que no nos deja de apoyar nunca”, confesó el morocho que ya gritó una vez, en la segunda fecha frente a Talleres. Ahora el desafío será repetir esa gesta en un superclásico.

Y aunque la ansiedad lo desvive, el Rey Arturo piensa tanto en Boca como en Central. Porque el clásico del domingo vale por folklore, pero en la final del jueves 15 hay mucho más en juego. “Llegué a River con la ilusión de ganar muchos títulos, vine a conseguir cosas grandes. Ya tuve la suerte de levantar la Recopa y ahora mi deseo es ganar la Copa Argentina. Es un torneo que querían todos los equipos para jugar la Libertadores y nosotros contamos con la oportunidad de ganarla. Dios quiera que podamos hacerlo”, se ilusiona Mina en la previa a 10 días que serán decisivos para disfrutar de un gran fin de año.

Pensar que hace unos meses soñaba con ganar el premio Bridgestone como mejor jugar de los partidos para cambiar los neumáticos de su auto y ahora fantasea con ganar superclásicos y copas…

comentarios en Facebook