Paso de REPOSITOR en un súper chino a ser EMPRESARIO del fútbol: “Ojalá todos pudiéramos tener a Messi”

0
801

Christian Bragarnik trabajó en un supermercado chino, atendió el teléfono en una red de farmacias y tuvo un videoclub. El vínculo con el fútbol nació de su pasión, la que despuntó en varios clubes del ascenso. “Hice lo imposible por cumplir el sueño. No trascendí, pero formé parte de un montón de planteles: JJ Urquiza, Yupanqui, y participé en las inferiores de Almagro y Comunicaciones . Era volante central. un buen volante, pero tuve muchas lesiones. Lo hacía por hobby más que por otra cosa”, explica el hincha de Vélez que anda de acá para allá con contratos en la mano.

-¿Y después?

-En paralelo hice la carrera de derecho. En 2000 fue mi último partido oficial en Yupanqui. Ganamos 7 a 2. El DT, un amigo, Darío Tonon, me puso de 9 y no hice ni un gol, je. Ese día dije que no… que esto no era para mí. En el año 92 había empezado a dedicarme a hacer videos de jugadores. Antes grababa partidos enteros y tenía una videoteca de 10.000 cassettes. Me había hecho una sala especial en mi videoclub. Después, por casualidad, con Daniel Comba, que ya estaba en el negocio de la venta de jugadores, surgió la posibilidad de armar un video. Era 1993 y en ese momento no se viajaba tanto. Hice un trabajo sobre el Niche Guerrero, un jugador colombiano. Ahí lo empecé a ofrecer el servicio y trabajé con la mayoría de los representantes de ese momento.

-¿Es fácil la gente del fútbol?

-Creo que sí. Lo que cambia es la trascendencia y la pasión. Tiene la generalidad de la vida: hay buenos, malos. En el fútbol cualquier cosa que se haga tiene una trascendencia mayor y se juega con la pasión de la gente.

-¿Y los representantes?

-Siempre disfruté lo mío y casi no tuve problemas con mis colegas. Es una linda profesión. Poder trabajar de lo que me gusta, ganar buen dinero y que esté acompañado por buenas gestiones es incomparable.

-¿Se roban jugadores entre ustedes?

-La ética en este rubro tendrían que determinarla los jugadores, con la autocrítica de los representantes. A mí se me han ido jugadores y llegaron de otros lados. Hay que aceptarlo. Cuesta en el orgullo, pero hay que aceptarlo.

-¿A quién te dolió perder?

-Al Turco Mohamed [Antonio, DT]. Lo sigo queriendo y lo valoro. Quizá tuvo razón y descuidé algunas situaciones por mi crecimiento personal. Supe entender la situación, más allá de compartirla o no.

-¿Serías dirigente?

-Es muy ingrato. Cualquier trabajo más allá de la pasión que requiere mucho tiempo y no es rentado, ya es ingrato. El que deja cualquier otra disciplina de lado. eso sumado a que si no se da el resultado, llega el momento que decís “qué estoy haciendo acá”. Desde el lado que lo veo hoy, es difícil.

-¿Seguís sufriendo por el fútbol?

-Sí, pero por la experiencia ya sabés que hoy estás arriba y mañana abajo. Por eso trato de que mis entrenadores o mis jugadores den un espectáculo. Vi elLanús de Almirón y su forma. eso no tiene precio. O el campeonato de Racing . O el ascenso de Defensa . Eso tiene un plus.

-¿Buscas un estereotipo de jugador?

-Me tocó armarme con chicos a los que no les iba bien o no estaban consagrados. Ojalá todos pudiéramos tener a Messi , pero no se puede. Trato de detectar a los que pueden trascender porque esto es un negocio.

-¿Y los más chicos?

-Es un rubro complicado y que precisa mucha atención. Yo trato de encargarme a partir de los 18 o los 19 años.

comentarios en Facebook