Fútbol Argentino

Pasarella se nego a declarar y Ex directivos declararon en su contra

El Kaiser se negó a declarar por reventa en su gestión. Ex directivos dijeron que era quien autorizaba los canjes. El juez procesaría a todos.

Daniel Passarella declarará último: el 30 de marzo.

La causa por administración fraudulenta contra River en la administración Passarella suma cada día más capítulos. Todos vinculados a una presunta red de estafa de reventa de entradas integrada por directivos, policías, empleados del club, de la empresa que hacía el canje de tickets y barrabravas. Estos últimos, sabiendo que están hasta las manos, se negaron a declarar. Los policías hicieron una defensa insólita de sus contactos con los barras: tareas de inteligencia, decían, para justificar el trato amable y comercial. Parecía que todo iría por el terreno de lo irreal hasta que un empleado de la empresa Top Show aseguró ante el juez Fernando Caunedo que se bloqueaban los carnets que pedía Matías Goñi, cerebro económico de Los Borrachos, por indicación del club. Y esos que se bloqueaban eran los tickets que se canjeaban por izquierda e iban para la barra (se calculan en 4.500 por match). En simultáneo declaró Diego Rodríguez, hermano de la ministra de Seguridad del gobierno kirchnerista, quien afirmó que en el club, cuando fue a pedir entradas, lo mandaron a hablar con los barras y hasta le dieron sus celulares.

Esta semana debían declarar los directivos. Y para zafar de una causa que va camino a los procesamientos, varios escupieron para arriba: hacia Daniel Passarella poniéndolo como responsable máximo del canje de tickets. Así, por ejemplo, el ex secretario del club, Daniel Bravo, tras manifestar su inocencia, afirmó: “El club entregaba 6.000 entradas de protocolo y las de mi secretaría, que eran unas 700, tenían que ver con los contratos comerciales, representantes de socios, CD, todo ya asignado por presidencia. Se entregaban y quien las retiraba, firmaba. Está todo en regla. El único que podía quedarse con entradas de protocolo y distribuirlas arbitrariamente era el presidente y desconozco la cantidad que tenía”, tiró, sacándose el tema de encima y encajándoselo al Kaiser. Eso sí, en Tribunales debió aceptar lo inevitable: que conoce a los jefes de la barra hace 20 años.

Después le tocó al ex presidente del fútbol amateur, Eduardo Rabuffetti, quien aseguró: “Mucha gente conocida decía que la página para hacer el trámite estaba saturada y entonces yo, 72 horas antes, juntaba los carnets y se los llevaba a Passarella para que los autorice (sin pasar por la web). Pero sólo él podía hacerlo”. Y después blanqueó cómo se utilizaba ese sistema para ganar favores: “Bravo le llevaba a Passarella como mil y pico de carnets para que le diera las entradas y yo le decía a Daniel que me las diera a mí, porque yo hacía política para él mientras que Bravo a esa altura lo hacía para la oposición. Esas escuchas son ciertas y así era el manejo, pero jamás lucré con esos tickets, se los daba a quienes los necesitaban”.

El ex vicepresidente, Diego Turnes, salió de costado diciendo que el sistema de canje no estaba bajo su área y que desconocía si Passarella tenía manejo sobre esto. Sobre las escuchas que se le adjudican, las negó y dijo que su teléfono era atendido en varias oportunidades por su secretario, Eduardo Terán. Mirá vos. En la misma línea exculpatoria se manifestó el ex protesorero, Daniel Mancusi, mientras que el jefe del departamento de socios, Gustavo Poggi, se negó a declarar.

Ante todo esto, se esperaba con ansiedad la declaración de Passarella. Pero el Kaiser optó por el silencio. Tras las dagas del resto, habrá que ver si fue la estrategia más feliz. En diez días cuando el juez decida si lo procesa o no, se sabrá. En Tribunales nadie apuesta por él. Ni por ninguno de los implicados.

Un lavado
En la causa original que impulsó el fiscal Campagnoli también se hablaba del lavado de dinero que hacía la barra. Pero el juez lo desestimó. En otra causa, el fiscal Federico Delgado imputó a un capo Borracho de la facción Oeste, Rocky Raposo, por este delito. ¿Irán por el resto?

Se define el caso Acro
A cuatro años y medio de que el Tribunal Oral 15 condenó a prisión perpetua a los hermanos Schlenker, Cuca Girón, Oveja Pintos y el Colorado Luna por el crimen de Gonzalo Acro, la Cámara de Casación fijó fecha para tratar las apelaciones y confirmar o revocar la pena. La audiencia será el jueves 14 y si se mantiene el fallo, los Schlenker deberán ir presos.

MAS LEÍDAS

El mejor contenido del Futbol Argentino e Internacional.

Copyright © 2016 Todos los derechos reservados www.lamanodedios.com.ar

To Top