Para sus criticios: La noche en que Gino Peruzzi anuló a Neymar, el jugador más caro del mundo

0
620

Peruzzi jugó uno de los mejores partidos de su vida aquella noche

Publicidad


En la Copa Libertadores 2012, el hombre del momento, que acaba de despedirse del Barcelona para pasar al Paris Saint Germain en la operación más cara de la historia, no la pasó nada bien cuando le tocó ser marcado por un defensor que actualmente quiere irse del Xeneize tras haber perdido la titularidad.

Fue en el duelo de ida por los cuartos de final de aquella edición del certamen continental, en la que el Santos defendía el título obtenido el año pasado y visitaba al poderoso Vélez de Ricardo Gareca. En el partido de ida, y ante la lesión de Fernando Tobio, el DT se inclinó por el entonces juvenil Gino Peruzzi, de apenas 19 años, para ocupar el lateral derecho con una única misión: anular al crack brasileño.

Lo cierto es que el ahora jugador de Boca cumplió con creces, jugó uno de los mejores partidos de su vida e incomodó mucho a un Neymar que poco pudo hacer para desequilibrar e impedir la derrota de su equipo en Liniers por 1 a 0 (luego el Santos ganaría la serie por penales en Brasil).

Nota Relacionada: Enrique Hrabina se la agarró con Gino Peruzzi: “Cubre menos que una tanga”

La labor de Peruzzi fue tan grandilocuente que estuvo en boca de todos. Y hasta los diarios brasileños se rindieron a sus pies tras ese encuentro.

“Vélez consiguió anular a Neymar y venció a Santos por la mínima diferencia… Neymar estuvo bien marcado y quien viera este partido, no entendería el por qué se lo considera el más fuerte candidato para ser el substituto de Lionel Messi en el tope del mundo”. señalaba en aquel momento el diario Gazeta Esportiva, mientras que Lance consignó: “Santos pierde con Neymar y Ganso poco inspirados y sufriendo una fuerte marcación defensiva”.

Lo cierto es que hoy, cinco años después, las realidades son bien diferentes. Mientras Neymar cautiva al fútbol mundial con su fastuoso traspaso al fútbol francés, Gino Peruzzi pena en Boca y pidió irse del club tras haber perdido su lugar en el once inicial del conjunto de Guillermo Barros Schelotto. Las vueltas de la vida y del fútbol, que le dicen.

 

COMPARTIR

Comentários no Facebook