Osvaldo estuvo viendo y alentando a sus compañeros

0
195
Publicidad

A pesar de haber quedado fuera de los concentrados, Osvaldo se acercó a ver el partido vs. Temperley. Por la mañana se entrenó en la Bombonera: busca llegar al 100% a la final del miércoles. El Vasco lo quiere metido; él hace lo imposible para estarlo.

En Boca lo están esperando. Quieren verlo otra vez con la camiseta puesta. Festejar sus goles. Delirar con sus locuras. Hacer de su estadía una epopeya.

A Daniel Osvaldo le falta. Todavía tiene alguna molestia en el aductor producto de la sobrecarga que lo sacó de los últimos amistosos de verano y del debut de este sábado vs. Temperley, pero está convencido de que puede llegar en condiciones a la final contra San Lorenzo. Trabaja pensando en ese viaje, en ese miércoles. Y ha empezado a demostrar que está 100% comprometido.

Para Dani Stone no hay descanso: va a entrenarse todo el fin de semana para intentar llegar de la mejor manera posible al encuentro en el que no sólo se pondrá en juego la Supercopa Argentina sino también la clasificación a la Sudamericana. Sabe que es un partido determinante, y no quiere perdérselo.

Por la noche, y a pesar de no haber concentrado, se acercó a la cancha de Banfield a ver a sus compañeros contra Temperley. Desde afuera, sí, pero sólo por ahora.

Comentários no Facebook