ORION NO SIGUE. Mira los dos equipos argentinos que se pelean por el arquero

0
203

Racing va fuerte por el arquero. Sava lo pidió y si se ponen de acuerdo en el contrato, Boca no tendrá problemas en dejar ir a uno de sus referentes. Central también lo busca, pero corre de atrás por lo económico.

El futuro del arquero está lejos de Boca.

Hay veces en que la mejor mano se esconde hasta empezar a descubrir de qué está hecho el juego del que uno tiene al lado. El objetivo, claro, es sacarle el máximo provecho a lo que se atesora. Una seña, una frase que parece vacía pero que en realidad contiene información que cotiza en oro cuando es momento de empujar las fichas e ir por todo. Boca y Racing están jugando una mano de poker. Se miran. Se dicen. Se callan. Coquetean y vuelven a empezar. Se buscan como pokemones, pero estos dirigentes se manejan a la antigua. El premio es Agustín Orion. De un lado es esperar a que el arquero facilite su salida del Xeneize y del otro es encontrar un rédito económico o, al menos, salvar lo más que se pueda de un jugador que ya avisó que no quiere seguir a pesar de los dos sustanciosos años que le quedan de contrato. Por caso, no quiso participar del último amistoso ante Huracán y su mente está más allá de la Bombonera.

Entonces, cuando desde Boca le dicen a  que “todo es posible”, ante la consulta de una supuesta ida del arquero a Racing, las cartas comienzan a leerse. Hace un par de semanas nomás, la respuesta era un no. Estados Unidos y México aparecían como posibles destinos. Por elección propia, el arquero siempre quiso recalar en la MLS. “Le encanta y siempre lo vinieron a buscar. Pero esta vez fue diferente”, confió un allegado al jugador, quien también ratificó que la oferta económica de un equipo yanqui era casi un 25% de lo que gana en Boca.

Ahí es cuando Racing, cuando su presidente Víctor Blanco comenzó a jugar al poker. Habilidoso negociante, el dirigente esperó con paciencia zen el momento exacto para comenzar el operativo por Orion. Sabía que con la MLS y Santos Laguna de por medio, la cotización sería excesiva. Que el tiempo, en este caso, jugaría a favor. Caídos todos los arqueros que fue a buscar, se guardó a Agustín en el bolsillo. Por pedido de Facundo Sava, lo anotó y ahora desempolvó su papelito. Sin ánimo de hacer un gasto desorbitante, espera dos opciones para contratar al arquero. La primera es que llegue como libre. Para ello, Orion debería rescindir su contrato con Boca. Con el correr de las horas, esta opción sumó adeptos, ya que Angelici se ahorraría dos años de un alto contrato y se sacaría de encima un conflicto latente. El otro es un préstamo, pero las condiciones deberían pactarse en otra mano. A priori, en Racing no son partidarios de pagar una cesión más el contrato del arquero, quien además debería ceder dinero para llegar a Avellaneda (su sueldo actual es, por caso, más alto de lo que percibía Sebastián Saja).

En medio de la partida, y mientras Angelici y Blanco también hablan por Cerro , Central también se sentó en la mesa y, de atrás, quiere llevarse todo el pozo. La CD y hasta el propio Coudet reconocieron que quieren a Orion, con un énfasis que jamás mostraron en Racing.

La ecuación termina resumiendo una situación que está clara: Racing y Central buscan estirarse lo menos posible a sabiendas de la situación de Orion, y Boca perder lo mínimo de su capital. El más astuto sacará la ventaja final.

comentarios en Facebook