NI EL LO CREE. El INSOLITO deseo de Pablo Perez para este campeonato ¿Lo cumplira?

0
638

Pablo Pérez contó que bajó un cambio por él y por Boca. “Me estaba haciendo mal y le estaba haciendo mal al equipo, porque si me amonestaban a los 10 ya jugaba condicionado”, dijo. Ah, con Quilmes se fue invicto.

Pablo Pérez aflojó con las amarillas.

Cuando decidió quedarse en Boca, Pablo Pérez se propuso cambiar. Ya no quería ser noticia por sus amarillas, que venía una detrás de otra. Se metió en el balero poner un freno porque no sólo le serviría a él, también al equipo. “Esto es un trabajo y el futbolista tiene que mejorar en velocidad, en técnica, en tarjetas… Desde que decidí quedarme dije que iba a cambiar lo que me estaba haciendo mal y lo que le estaba haciendo mal al equipo, porque si me amonestaban a los 10 ya jugaba condicionado. Me propuse no sumar tantas tarjetas para que no siguieran hablando de mi condición. Llegó a un punto que ya me estaba molestando”, contó el volante.

Y lo que dice Pérez es cierto: hoy es noticia por su juego y no por la razón de otra tarjeta. “Tengo que tratar de esquivar esas amarillas innecesarias porque terminan condicionándome. Si bien comento muchas faltas, es una posición en la que tengo que ser agresivo y marcar, hay mucho roce. El esquivar tarjetas tontas me hace agarrar confianza, me permite jugar más tranquilo”, aseguró en Agenda Fox Sports.

Pérez además se refirió a Benedetto, a quien se le abrió el arco y empezó a demostrar ante Quilmes por qué lo fueron a buscar. “Es un tipo fuerte de la cabeza, tuvo paciencia y metió tres goles, que lo posicionan en los más alto. Pero tiene que estar tranquilo, no debe pensar que hoy es el mejor 9 -comentó-. De la misma manera que lo hizo después de Godoy Cruz, porque no era el peor ni ahora es el mejor”.

COMPARTIR

comentarios en Facebook