Nery Pumpido banco a Trapito y cree que se merece el podio ademas tiro:”En el arco de River hay más presión que en la Selección”

0
591

Nery Pumpido, arquero que en Núñez ganó todo, asegura que Trapito es uno de los mejores de la historia del club. “En el arco de River hay más presión que en la Selección”, tiró el campeón del mundo en México 86, como posible motivo de la partida del 1 en junio.

Publicidad

ientras todo indica que la partida de Marcelo Barovero a mitad de año es un hecho consumado y, mientras los hinchas se juegan sus últimas fichas para intentar convencerlo de quedarse, arrancó el debate de qué lugar ocupa Trapito en la historia de River, club donde han pasado algunos de los mejores arqueros argentinos de todos los tiempos. Sin dudas Amadeo Carrizo y el Pato Fillol encabezan el podio, pero después la contienda se complica. Pumpido, Burgos y el propio Barovero son parte de ese selecto grupo de tipos que, además de custodiar por varios años el arco más grande del mundo y conquistar títulos locales e internacionales, llegaron al hincha de una manera especial.

Nery Pumpido suma varios talonarios en la contienda. En los cinco años que atajó en River, no dejó Copa sin levantar: Campeonato, Libertadores, Intercontinental e Interamericana. En 1986, además de ser campeón del mundo con River en Japón, también se consagró en el Mundial de México con la Selección. Ah, jamás perdió con Boca: cinco ganados y tres empates. En charla con Olé, se suma al debate.

-Si tenemos en cuenta solo los títulos no hay dudas: fuiste el mejor.

-Ahí no vas a encontrar igualdad. No se me pudo igualar porque Copa del Mundo no ganó ningún otro. Por títulos no hay otro. El Pato (Fillol) y yo ganamos el Mundial y jugamos en River, pero además en el club yo tuve la suerte de ganar todo.

– Y con la diferencia que hay hoy con los equipos europeos es difícil que te puedan igualar.

-Ojalá en el futuro aparezca alguien que lo pueda conseguir, un hombre solo con todos los títulos es algo muy importante.

-Como palabra autorizada en el tema ¿crees que Barovero se ganó su lugar entre los más grandes de la historia del club?

-Por supuesto. Es campeón de la Copa Libertadores y merece estar en el podio de los arqueros. No hay muchos que pudieron conseguirlo. Además por su continuidad, lleva cinco años en el arco de River y eso es algo muy difícil de lograr.

¿Qué es lo mejor de Trapito?

-Siempre me gustó, lo sigo desde que era técnico de Newell’s (2005-2007), lo había pedido como refuerzo porque le veía condiciones para triunfar. No es solo la personalidad que tiene, fue muy importante en su puesto.

Barovero es campeón de la Copa Libertadores y merece estar en el podio de los arqueros. No hay muchos que pudieron conseguirlo.

-Como cuando le atajó aquel penal a Gigliotti en semifinales de la Sudamericana.

-Pero además de que ha tenido muy buenas actuaciones, en River hay ciertas situaciones donde tenés que estar atento, actuar dos o tres veces por partido y responder. Y Barovero lo hace.

-¿Por qué puede querer irse ahora?

-No puedo opinar porque hay que ver qué pasa por su cabeza. En su momento yo también me fui a Europa. Quizás llega un momento en el cual le dio mucho al club y necesita un cambio de aire.

-¿Tan desgastante es atajar en River?

-No tengo dudas de que el arco de River es más difícil que el de la Selección, la exigencia y la presión son mayores y tenés que responder todos los domingos.

-Tanto los hinchas como los dirigentes están intentando convencerlo de que se quede y él todavía deja una puertita abierta. ¿Podrán?

-Es difícil saberlo. Pueden hacer que tenga una situación favorable para quedarse, pero pasa por él la decisión. Son muchas circunstancias las que van a definir su futuro.

El arco de River es más difícil que el de la Selección, la exigencia y la presión son mayores

-Si finalmente se va, ¿cómo se lo reemplaza? ¿Te gusta alguno?

-Pasa por lo que tienen en mente los dirigentes y Gallardo. Deben buscar un arquero con experiencia pero que tenga proyección a futuro. Argentina tiene muchos arqueros importantes y en un muy buen nivel, hay que ver si pueden estar en el arco de River. La personalidad es lo principal.

-Además de ganar la Libertadores como jugador, la ganaste como técnico en 2002 con Olimpia. ¿River tiene chances de defender el título?

-Se vieron muy pocos partidos todavía y es difícil pronosticar, la forma de jugar cambia mucho después de la primera fase, se hace más difícil. En los últimos años, por ejemplo, tres equipos paraguayos llegaron a instancias finales y no pudieron.

-Hace poco tuviste que terminar abruptamente tu tercer ciclo en Olimpia. ¿En Paraguay es tan difícil mantener un proyecto como en Argentina?

-Mas difícil incluso. Pocos técnicos duraron mucho tiempo en los clubes, se tienen que replantear la forma de trabajo porque aunque hay muy buenos jugadores, falta mucho tiempo de trabajo. Olimpia salió campeón y le pasó lo mismo que al Vasco Arruabarrena en Boca, el técnico se tuvo que ir igual.

-¿Hay algo a la vista?

-Por ahora en Santa Fe descansando, con la familia, esperando a ver qué surge. Me gustaría volver a dirigir en la Argentina.

Comentários no Facebook