Mira que refuerzo de Millonario dijo: “quiero ganar todo con River como Mercado”

0
185

Moreira asume con “orgullo” el desafío de reemplazar al lateral de la Selección, dice que Gallardo le pide que ataque y sueña festejar su primer título en la Recopa.

Moreira se ilusiona con su nueva etapa de su carrera.

Yo desde Paraguay veía a D’Alessandro, a Ponzio y decía: ‘Ojalá que me pueda tocar jugar con esos cracks algún día’. Y ahora se me cumplió”. Jorge Moreira recién está cayendo del lugar en el que está, aunque sí es consciente del desafío que tiene por delante al ocupar el puesto que dejó Gabriel Mercado, un emblema de la defensa del River multicampeón. Por eso, el hombre de Madryn que se convirtió en pieza clave de la Selección es el modelo a seguir del paraguayo. Sólo en lo futbolístico y en el profesionalismo del lateral derecho que partió al Sevilla, porque el guaraní de 26 años no está dispuesto a cambiar su look, ese peinado con onda punk que le suma (visualmente) algunos centímetros a su 1,74 metro es su marca registrada… “De chico tuve un técnico que llevó a Asunción para probar suerte, y como tenía el pelo parado me llamó Clavito. Desde esa vez todos me dicen así”, le cuenta aOlé .

-¿Tenías tantas ganas de jugar en River que te fuiste directamente del aeropuerto a la práctica?

-Ja, ja. Sí, llegué a Buenos Aires y del aeropuerto fui directamente al predio del club en Ezeiza, me presentaron al cuerpo técnico y a mis compañeros y ya empecé a entrenar. No aguantaba las ganas de arrancar. Estoy muy contento acá y me voy adaptando muy bien al grupo, a lo que me pide el técnico y a todo lo que es River.

-Vas a ocupar el lugar que dejó Mercado, un símbolo de este equipo. ¿Qué te representa eso?

-Es un orgullo. Desde el momento que llegué a la institución, el técnico y mis compañeros me dieron la confianza para adaptarme rápido al juego, y la primera semana tuve la suerte de debutar de titular y hacer un buen partido. Por suerte tuve la oportunidad de poder jugar con Gaby (NdeR : en el 3-0 ante Sportivo Rivadavia por la Copa Argentina), que es un jugador excelente que le dio todo al club y consiguió muchos títulos. Para mí es una responsabilidad quedarme en su puesto y cubrir el lugar que dejó.

-¿Con qué porcentaje de lo que logró Gaby te conformás?

-Quiero ganar todo con River como hizo Mercado. Ese es mi sueño, lograr todos los títulos posibles.

-Ahora ya tenés la posibilidad de ganar la Recopa. ¿Estás ansioso?

-Es una linda oportunidad para los que somos nuevos en el club, una copa que tenemos que jugar con todo. Sería lindo ganarla para empezar con un título en River.

-¿Los logros internacionales de River en los últimos años los habías seguido desde Paraguay?

-Sí, River mueve en todos lados y en Paraguay se veía mucho, especialmente la Libertadores. Es uno de los mejores equipos de Sudamérica y ha ganado todo con un gran plantel. Es un orgullo estar acá y poder sumar otro logro internacional para el club.

-¿Tenés experiencia jugando en la altura?

-Ya me tocó ir a Bogotá con Libertad, en una Copa Sudamericana. Se siente un poco, pero no tanto como en otros lugares, por ejemplo en La Paz. Se aguanta bastante bien y ojalá podamos sacar un buen resultado para definir en cancha de River.

-¿Habías soñado de chico con algo tan grande como jugar en River?

-Y, en mi infancia siempre soñaba con jugar al fútbol profesional, era mi meta desde chiquito. En mi barrio jugaba todo el tiempo con mis amigos, y si no había balones inventábamos uno, ja: a veces hacíamos una de trapo, otras metíamos algo dentro de una bolsa y armábamos una pelota chiquitita para poder patear algo. Nos la ingeniábamos.

-¿Y en tu familia había alguien ligado al fútbol?

-Sí, tengo tíos que también jugaron al fútbol, es una familia futbolera la mía. A mis hermanos también les gusta.

-¿Tus padres te lo fomentaban o preferían que eligieras otra carrera?

-Mi papá y mi mamá siempre me exigieron estudiar, pero yo sabía que quería ser futbolista. Ellos me inculcaron siempre el estudio, pero cuando tuve la oportunidad de convertirme en jugador les dije que elegía el fútbol y apoyaron mi decisión.

-¿Tuviste que trabajar alguna vez de otra cosa de chico?

-Gracias a Dios, siempre me dediqué a jugar al fútbol. En mi familia todos me apoyaron y no tuve que recurrir a otro trabajo.

-¿Cómo fue salir de Villarrica para ir a Asunción?

-Siempre estuve convencido de todo lo que tenía que hace para convertirme en jugador. A los 15 años me tocó irme de mi casa y tuve la determinación y confianza de que podía hacerlo. Tenía fe en lograr llegar a Primera.

-¿Costó el cambio?

-Sí, no fue fácil irme a la capital. Pero estaba mentalizado en trabajar para conseguir mi objetivo. Me costó adaptarme a Asunción, pero sabía que podía consagrarme.

-Después también tuviste un cambio de puesto: pasaste de volante central a lateral.

-Sí, yo empecé como volante y debuté en Primera en esa posición. Cuando llegué a Libertad jugué dos años como volante y después me pusieron como lateral derecho porque el técnico me vio potencial para cumplir en la función. Y me fue bastante bien.

-¿Siempre tuviste características ofensivas a pesar de jugar en puestos defensivos?

-Sí, como jugaba de volante tengo la característica de ir mucho al ataque, es algo que me ayudó bastante.

-¿Y a la hora de retroceder? ¿Pensás que podés quedar expuesto con el 4-2-2-2 que usa ahora River?

-El técnico me da mucha confianza para ir para adelante y generar juego por mi sector, me dice que no me preocupe tanto en la marca porque voy a tener compañeros que me van a cubrir y me van a facilitar el trabajo, que cuando vuelva voy a tener la zona cubierta.

-¿Gallardo te mostró videos de algún jugador para que copies movimientos?

-No, todavía no, seguramente más adelante. Por ahora me pide que vaya hacia adelante…

-¿Qué referentes tenés?

-Desde que juego de lateral, Carlos Bonet. Lo tuve como compañero y admiraba cómo jugaba y se entrenaba. Siempre lo tomé como un ejemplo. Y Dani Alves es uno de los mejores laterales derechos del mundo, me fijo en él, en cómo juega, de todo lo que hace en el campo.

-El entrenador que te puso de lateral fue Gregorio Pérez, que tenía de ayudante a Gustavo Barros Schelotto, ahora en Boca. ¿Te llamó?

-No. Cuando estuvimos en Libertad tuve una excelente relación con Gustavo, es una muy buena persona. Seguro que cuando nos enfrentemos lo voy a saludar.

-¿Ya te imaginaste en el superclásico?

-Y sí, porque siempre vi los partidos, los estadios llenos en los River-Boca, esa intensidad… Ya me veo jugando el clásico, pero ahora sólo pienso en la Recopa.

 Fuente Ole

comentarios en Facebook