Mira hace cuanto no hace gol Tevez y que piensa hacer el Melli con su lugar en Boca

0
362

Tevez no puede salir del tobogán futbolístico y hace nueve partidos que no la mete, pero el Mellizo tiene decidido respetarle el lugar. Espera una levantada…

Tevez volvió al trabajo luego de la licencia.

Hay derrotas saca-técnico, técnicos saca-puntos. Y rendimientos saca-jugadores. Saca-íconos. Saca-ídolos. El propio Guillermo Barros Schelotto lo dejó en claro cuando prescindió de los servicios del Cata Díaz y no opuso resistencia a una eventual salida de Agustín Orion después de la eliminación ante Independiente del Valle en la Bombonera. El de Carlos Alberto Tevez podría ser otro caso testigo si no fuera porque al técnico no se le cruzó por la cabeza la posibilidad de sacarlo del equipo. Pero alcanza con comparar los números del Apache en sus primeros seis meses desde su vuelta al club con esta versión cansina y deslucida del único crack que tiene el plantel de Boca. Que Carlitos haya pasado de convertir un gol cada dos partidos a uno cada tres, y lleve nueve sin embocarla (siete oficiales y dos amistosos) es apenas un dato numérico que ayuda a describir su presente. Si Carlos no se llamara Tevez y Boca no fuera Boca, quizá la titularidad de Carlitos ni siquiera sería tema de debate.

Pero el Melli tiene pensado bancarlo. A muerte, como lo bancó también en este último tiempo. Si hasta cambió el esquema que lo había acompañado en sus cuatro años de carrera como técnico y le concedió una licencia en plena duelo post papelón en la Libertadores y con el resto de los referentes todavía dentro del plantel. Mucho más por él no puede hacer: sólo esperar a que el 10 se reencuentre consigo mismo y con su juego y luego ir acomodando piezas.

Si bien Guillermo dejó en claro de entrada -y quedó a la vista- que ningún jugador tiene el puesto asegurado, el cuerpo técnico cree que no es momento de cambiar. Sería tirar 50 días de trabajo a la basura. Recién va una fecha y entiende que tanto Carlitos como el resto del equipo irá apareciendo de a poco. La teoría de que Tevez no sale por falta de personalidad del DT queda descartada de cuajo al repasar los últimos antecedentes: a Guillermo no le tembló la muñeca cuando tuvo que separar del plantel a Osvaldo ni cuando limpió a Pichi Erbes, uno de los más queridos del grupo. En Lanús, incluso, llegó a mandar al banco a Silva y al Laucha Acosta por bajo rendimiento al poco tiempo de ganar la Sudamericana. Si GBS no manda a Tevez al banco no es por temor a equivocarse (ni por temor a algo más), más allá de ser sea consciente del impacto que causaría la noticia puertas adentro y afuera. Lo sostiene porque cree que un jugador de su categoría no pudo haberse olvidarse de jugar de la noche a la mañana, o de un semestre a otro. A un tipo que fue finalista de una Champions (2015) no puede pesarle jugar con Belgrano de local. No hace ni dos meses que le entregó la cinta y en 11 días lo pondrá de titular ante el Pirata.

El Apache ayer se entrenó aparte como el resto de los jugadores que sumaron minutos en la Fortaleza. Se movió en el gimnasio y no se lo movió por el campo de juego, donde esperaban los periodistas. Nadie pudo ver su semblante, aunque quienes más lo conocen dicen verlo triste, apagado, lejos del Tevez que supo ser. Del Tevez del 2015.

comentarios en Facebook