¡Mira cuanto vale la MILLONARIA clausula de rescisión de Sampaoli!

0
1202
Sampaoli contesto sobre el Barcelona

A Sampaoli lo conmueve la chance de dirigir a la Argentina de Messi pese al caos en la AFA, pero el altísimo costo de su rescisión con el Sevilla es un obstáculo insalvable. ¿Y entonces?

0Compartidas

A Sampaoli lo conmueve la chance de dirigir a la Argentina. (Foto: Marca)

“No se vive celebrando victorias, si no superando derrotas”.

El nuevo tatuaje en la parte interior de su antebrazo izquierdo, con un error “apoteósico” según los periodistas españoles que lo descubrieron (si no en lugar de sino), describe a la perfección el presente de Jorge Sampaoli: no vive celebrando la victoria de haber llegado a la elite como DT del Sevilla sino superando la derrota que supondría no poder cumplir su sueño de dirigir a la Argentina de Messi.

Al zurdo lo desvive la posibilidad de suceder a Martino. Tanto, que llegó a maldecir en la intimidad que la firma del contrato con el club andaluz se haya dado apenas 72 horas antes de la renuncia del Tata. Sus interlocutores se amontonan para enfatizarlo. Que vendría caminando, que saldría del campeón de la Europa League a las trompadas: los mensajes enviados ya cumplieron su fin. Instalaron la predilección del hombre que considera a Bielsa como al Indio Solari (un mito) por calzarse el buzo con escudo AFA.

La Bruja Verón está al tanto del deseo de Jorge Luis, aunque no lo habló directamente con él. A través de emisarios, se enteró no sólo de que hasta estaría dispuesto a hacer la doble función durante un año: también que las ganas chocan contra el vil metal. Para que asuma ya, la AFA debería pagarle al Sevilla 8.100.000 euros (aproximadamente 9,5 millones de dólares) como resarcimiento. La cláusula de rescisión, lamentablemente para el entrenador que conoce a Daniel Angelici y Hugo Moyano por haber recibido propuestas de ambos y tiene feeling con Marcelo Tinelli, recién podrá ser ejecutada en junio del 2017. Y Sampaoli están pendiente del devenir de los acontecimientos porque lo sabe: el futuro es hoy.

Hoy entrena al equipo que quiere reforzar con Matías Kranevitter y que el sábado 16 enfrentará a River en Orlando, en un duelo que lo enfrentará con un competidor directo: el Muñeco Gallardo. Y lo hizo con las gafas colgadas en el cuello de la remera oficial del Sevilla y con la cabeza allá, donde se comprometió a trabajar por los próximos dos años, pero a la vez acá.

Acá, en Argentina, es donde dirigió en Alumni de Casilda, Belgrano de Arequito y Argentino de Rosario. Acá, también es donde pretende reencontrarse con ese Messi al que recién conoció en la última gala del Balón de Oro: allí habló de fútbol y de la vida con el 10 y con su padre. Y desde ese día se prometió reencontrarse en un campo de jugo para sacarle lustre a la joya más valiosa del planeta fútbol.

“No escucho y sigo, porque mucho de lo que está prohibido me hace vivir…”, se lee en otro de sus tatuajes, el del costado exterior del brazo izquierdo. Mejor síntesis, imposible: Argentina, a esta hora lo prohibido, lo hace vivir.

comentarios en Facebook