¿Messi hará lo mismo? El lado más sensible de Cristiano con una chica en silla de ruedas. Mira la historia

0
203

Hace un año, en la Copa Confederaciones, el portugués entró a la cancha con Polina, una nena rusa que no puede caminar. El crack le regaló su buzo y hoy ella lo recuerda con mucho cariño. Conocé la historia.


Ya pasó casi un año desde aquel 21 de junio del 2017, día en el que a Polina Haeredinova le cambió la vida. Es que la pequeña rusa, que no puede caminar, fue la elegida para salir a la cancha con Cristiano Ronaldo en el partido entre Rusia y Portugal, en el segundo encuentro de la fase de grupos. CR7 marcó el único gol en la victoria lusa por 1-0 y fue elegido hombre del partido, pero el momento más emotivo, sin dudas, se vivió en ingreso al campo de juego

En el pasillo, antes de salir a la cancha, tuvieron su primer contacto: Cristiano la saludo y después le pellizcó tiernamente la mejilla. Además, la pequeña le regaló una pulsera de la suerte, que tenía la bandera de Portugal. En el momento de ingresar, CR7 empujó su silla y la ubicó adelante suyo en la formación para escuchar los himnos. Una vez terminada la ceremonia, Ronaldo le regaló su buzo. A esa altura, la sonrisa de Polina era cada vez más grande.

Después de ese increíble encuentro, ​la niña contó: “Siempre soñé con ir a un gran estadio y sentir el ambiente. Mi hermano está en una escuela de fútbol y suelo ayudarle a entrenar. Yo lo he intentado como portera. Y ahora mi sueño se ha hecho realidad. ¡He entrado al estadio con uno de los mejores jugadores del mundo! Es un momento inolvidable”.

Casi un año después, Diario Récord de Portugal encontró a Polina, quien recordó con mucha emoción ese momento: “Cuando conocí a Ronaldo quise ser tan fuerte como el. Quise levantarme y comenzar a caminar”, contó. Además, le mandó un mensaje al crack: “Sos el mejor. Te deseo mucha suerte y espero verte nuevamente”.