Messi, en fuera de juego en la apertura de su restaurante en Barcelona

0
1081
Publicidad

Inauguración amarga del flamante restaurante de Leo Messi en Barcelona. Vecinos del Eixample rechazan el “mega-restaurante” ‘El Bellavista del Jardín del Norte’ que el crack argentino ha impulsado junto a su hermano y la promotora Tapioles y critican que el local, ubicado en la calle Enric Granados, 86-88, carece de licencia para usar el interior del patio, que además molesta al centenar de viviendas que lo rodean, según exponen.

A raíz de la apertura, de hecho, los vecinos han iniciado una recogida de firmas para oponerse al proyecto, alegando que pretende utilizar el jardín de 1.000 metros cuadrados a pesar de que la licencia “se limita” a la superficie del interior del edificio, han explicado este martes en un comunicado de la Federació d’Associacions de Veïns i Veïnes de Barcelona (Favb), firmado por la plataforma SOS Carrer Enric Granados.

Los vecinos de esta calle sostienen que la actividad autorizada está “totalmente sobredimensionada”, con una superficie útil de 905,69 metros cuadrados y un aforo simultáneo para 298 personas en el restaurante. El local simula ser un pueblo, con un colmado, floristería, bar del pueblo, la iglesia, un manantial o el cine, entre otros.

Críticas por la licencia

En este sentido, los vecinos critican que el Consejo de Distrito del Eixample ha concedido a los promotores una licencia para bar-restaurante a pesar de la oposición de los vecinos, que han alertado de que el uso del patio por parte de los clientes romperá el silencio actual del entorno, “actuando como una caja de resonancia, como ya pasa con las terrazas de hoteles cercanos” en otras islas del Eixample.

También se han opuesto a la versión que difunde la empresa promotora Tapioles –propiedad de los hermanos Iglesias, dueños de locales como Rías de Galicia, Espai Kru y socios de Albert Adrià en sus restaurantes barceloneses–, y han precisado que la licencia actual del Ayuntamiento de Barcelona no incluye el espacio del interior de la isla, “ni siquiera como servicio auxiliar a la actividad”.

La plataforma ha calificado el proyecto de “agresión frontal” contra el derecho al descanso de los vecinos, y ha asegurado que el equipo de gobierno del Distrito prevé que el establecimiento tenga una terraza en la calle, con 12 mesas, según se ha incluido en el proyecto de ordenación singular de terrazas para esta calle que próximamente entrará en vigor.

Este tema se debatió en el pleno del distrito de octubre de 2015, y el gobierno de BComú manifestó que harían el seguimiento de la actividad “siempre cumpliendo con la legalidad vigente”, ha recogido el comunicado.

La propiedad niega que vaya a usar el jardín

Frente a esta versión, fuentes próximas a los promotores de este restaurante niegan que se haya inaugurado porque no ha habido ningún tipo de fiesta o acto de esas características. “Simplemente hemos abierto las puertas” en lo que supone el rodaje del equipo de 70 personas que trabaja en el local.

Las mismas fuentes también niegan que se utilice el jardín de la manzana interior ni que se trate de un megarestaurante, concepto que se utiliza para establecimientos de más de 300 comensales, cuando el Bellavista tiene mesas para 298.

COMPARTIR

Comentários no Facebook