Mazzola arrepentido:”Me mato si lastimo a alguien”

0
72

Mazzola se mostró muy dolido por su violento accionar en el clásico platense y le pidió disculpas a Andujar, quien las aceptó. “Veía las imágenes y no soy yo, me quería morir”, expresó el delantero de Gimnasia.

Publicidad

En el medio del escándalo del clásico entre Gimnasia y Estudiantes, una de las imágenes que más llamó la atención fueron las patadas de Nicolás Mazzola a Mariano Andújar. Y el delantero se refirió a su accionar: “Sigo viendo las imágenes y no soy yo, no es mi manera de ser, lo que mis viejos me enseñaron. Todo lo contrario”. Muy apenado, en díalogo con TyC Sports, lo cruzaron con el arquero del Pincha y ofreció sus disculpas: “Si no le hice llegar un mensaje a Mariano fue porque quería que pase un poco de tiempo. Le pido perdón. Me mato si llego a lastima a alguien”. Lo que el 1 aceptó sin problemas: “Esto no puede volver a pasar, hay que pedirles disculpas a todos”.

Mazzola intentó explicar su reacción: “Tratando de separar me comí una mano y después otra. Reaccioné como cualquier persona aunque no lo justifico. Esto es un papelón”. Y agregó: “Somos personas, una cosa lleva a la otra y se me nubló. No me paso nunca en mi vida, ni en el boliche, ni en la calle, ni en el colegio. Me nublé y todos fuimos partícipes de un hecho vergonzoso”. En el medio del tumulto, entre piñas y patadas, se lo veía fuera de sí y el delantero marcó  cuándo tomó conciencia de lo ocurrido. “Pasada la media hora, me quise morir. No sé lo que es pelearse. Me pegaron y reaccioné pero no sé por qué lo hice así. Tengo gente conocida en Estudiantes y una disculpa me gustaría ofrecer”, aclaró.

Respecto de las posibles sanciones, fue claro al indicar que debe haber para los dos lados. “No hay que buscar quien empezó, los dos equipos nos tenemos que hacer responsables. Hay que ser justos, nos equivocamos los dos”, expresó Mazzola, quien descartó cualquier enojo por el festejo del rival. “No me dio bronca porque yo estaba pensando en otra cosa. Estaba mal por mi acto y por lo que había pasado. Habíamos acordado un cosa e hicieron otra pero quizás, si era al revés, nosotros hubiésemos hecho lo mismo”, afirmó el jugador de 26 años. Más allá de las disculpas, este lamentable hecho quedará marcado. “Esto va a quedar en mi vida. Nos tiene que servir para que no vuelva a pasar”, completó el 9, que ahora espera por la sanción.

Comentários no Facebook