Futbol Internacional

Madrid, a Milan con la cabeza alta

No había ambiente de fiesta en el vestuario visitante del estadio de Riazor el pasado sábado, a eso de las siete de la tarde. Ni mucho menos. El Real Madrid acababa de perder el primero de los dos títulos a los que aspiraba esta temporada. a pesar de protagonizar una remontada que, por un solo punto, no pudo culminarse en la última jornada del campeonato.

El equipo blanco acababa de perder la Liga. Casi se puede decir que cedió el campeonato por segunda vez. La primera fue a lo largo de una temporada plagada de altibajos, primero con Rafa Benítez pero también con las dudas fuera de casa en los primeros partidos de Zinedine Zidane. En el vestuario no se olvidan esos dos empates a domicilio ante Betis y Málaga, en los albores de la era Zizou, que alejaron aún más la posibilidad de un título que, sin embargo, los blancos sólo acabaron cediendo en la última jornada.

Porque a partir del Clásico del Camp Nou todo cambió. El Real Madrid, tras el 1-0 obra de Gerard Piqué, estaba a trece puntos del Barcelona. Pero el equipo le dio la vuelta al marcador, acabó ganando en el Camp Nou pese al gol anulado a Bale antes del 1-2 de Cristiano y la expulsión de Ramos, y salió hechido de moral y orgullo del estadio del eterno rival.

A partir de ahí, llegó el resurgir blanco, que coincidió con el hundimiento de su máximo rival. Le siguió, cierto, el accidente de Wolfsburgo, corregido a tiempo por Cristiano Ronaldo en el partido de vuelta de cuartos de final de la Champions.

Pero, en Liga, el triunfo del Camp Nou pasó a formar parte de una racha que, con la victoria de anteayer en Riazor, eleva a doce los triunfos seguidos de la escuadra madridista en este sprint final de la temporada.

La última derrota madridista en Liga se produjo el 27 de febrero. Fue en el derbi madrileño del Bernabéu, ante el Atlético. Tras ese partido, se produjo una de las decisiones más trascendentes durante el mandato de Zidane en el primer equipo del Real Madrid. El técnico se cansó de esperar a Isco y, sobre todo, a James, dos jugadores con los que compartió ideario futbolístico, y dio entrada en el once a Casemiro. Un jugador de perfil Benítez, que fue titular en el Ciudad de Valencia. Allí firmó el Madrid la primera de sus doce victorias ligueras consecutivas. Después llegaron Celta, Las Palmas, Sevilla, el ya mencionado aldabonazo en el Camp Nou y, después, Eibar, Getafe, Villarreal, Rayo, Real Sociedad y Valencia. La desventaja con respecto al Barça se iba desvaneciendo hasta quedar reducida a un punto. Y el Madrid, además, mantenía bien enfocado el que, desde que se produjo el relevo al frente del banquillo madridista, era -y es- el gran objetivo de la temporada: la Liga de Campeones.

Por eso, tras el partido de Riazor, en las paredes del vestuario visitante resonaba una frase: “Nos vamos a Milán con la cabeza bien alta”. La sentencia resume la sensación del trabajo bien hecho en Liga, pese a no lograr finalmente el objetivo del título. En el vestuario se tiene la conciencia tranquila. Los jugadores y el cuerpo técnico saben que han hecho su parte del trabajo. Simplemente ocurrió que el Barça se rehízo y encadenó cinco victorias en las últimas cinco jornadas que hicieron estéril el gran sprint final de los madridistas.

Un esfuerzo útil

Sin embargo, en el Madrid están seguros de que semejante esfuerzo no caerá en saco roto. Que puede no haber reportado dividendos en la Liga, pero que lo hará en la Champions. El respeto hacia el Atlético es máximo en todos los estamentos del club blanco, pero se afronta la final con la confianza que otorga esta racha de triunfos. Una serie con la que Zidane iguala los registros logrados en tiempos recientes con José Mourinho y Carlo Ancelotti, y que se queda a sólo tres partidos del récord absoluto en el Madrid, 15 victorias con el legendario Miguel Muñoz. La victoria en Milán sería la décimo tercera. No constituiría, pues, el récord del club. Pero seguro que a Zidane, a sus jugadores y a la dirigencia del club, encabezada por Florentino Pérez, no les importa lo más mínimo. El caso es que siga la racha.

MAS LEÍDAS

El mejor contenido del Futbol Argentino e Internacional.

Copyright © 2016 Todos los derechos reservados www.lamanodedios.com.ar

To Top